En un festejo de cumpleaños familiar que se celebraba en Morón, se produjo el robo de un secador de pelo y una planchita que desataron una violenta pelea entre varias personas, que incluyó golpes y terminó a los tiros. Por el hecho hay un detenido, un prófugo y un hombre resultó herido de bala. Este último pelea por su vida internado en un hospital.

La tía de los dueños de la vivienda, Sofía Antonela Mitrovich, entró a una de las habitaciones y descubrió a un grupo de mujeres robando sus pertenencias. Procedió a enfrentarlas y echarlas del lugar “por maleducadas”. No obstante, dos jóvenes salieron en su defensa, empezaron a agredir a la dueña de casa y la situación se salió de control.

En medio de insultos y golpes, el marido de Mitrovich de 30 años salió en su defensa y forcejeó con uno de los invitados. Pero, no llegó a ver el momento en que un tercer joven, sacaba de entre sus ropas un arma de fuego. El agresor disparó y uno de los balazos impactó en el abdomen de su marido destrozándole el intestino.

“La bala le rompió en cuatro partes los intestinos. Le tuvieron que sacar gran parte de ese órgano vital y tuvo una infección”, contó la mujer a Primer Plano, y añadió: “Tuvieron que amputarle cuatro metros de intestino”. Herrera pelea por su vida en el Hospital de Morón, a donde fue trasladado de urgencia por sus familiares. La policía detuvo a un adolescente de 18 años, que participó de la pelea, pero el hombre que disparó todavía permanece prófugo.