El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, afirmó que las personas están “eligiendo mal” los lugares para testearse, en el marco de la segunda ola de coronavirus. El funcionario planteó que “hay 21 unidades febriles de hospitales públicos (UFU), que son lugares de testeo para personas que tienen síntomas”, pero remarcó que “hay un conjunto de dispositivos para personas que se sienten bien”.

“Hay un conjunto de dispositivos para personas que se sienten bien, que han estado de viaje, con una persona que ha tenido la enfermedad, tienen sospechas que pueden estar enfermos”, enfatizó sobre las personas que no presentaron fiebre, malestar general o algún síntoma significativo como pérdida de olfato o gusto.

Largas filas para testearse en los hospitales. (Pedro Castillo)

En ese sentido, Quirós dijo que las personas que se sienten bien pero sospechan que pueden estar contagiados deben acercarse a La Rural o a Costa Salguero.

La Rural es neurálgico, pueden llegar de todas maneras, vayan allí y en 30 minutos van a ser testeados. No es necesario que esperen cuatro horas. La Rural está abierta para ustedes”, señaló el ministro.

Tras un récord de contagios diarios desde el comienzo de la pandemia, con 20.870 casos de coronavirus, los centros de testeos en los hospitales porteños estuvieron desbordados. “Las unidades febriles no son el lugar para ir, estar esperando 3 o 4 horas innecesariamente. Tenemos dispositivos en los que en 30 minutos los podemos testear. Estamos eligiendo mal el lugar a donde ir a hacer el testeo”, insistió.

“Las personas que van a las unidades de febriles deben ser las que están enfermas, las que se sienten mal, porque ese proceso es más lento y está orientado a la atención dentro de un hospital”, agregó el funcionario porteño.

Por su parte, el director del Hospital Durand, Horacio Bolla, manifestó que a raíz de la afluencia de personas para los testeos, el hospital permanecerá abierto especialmente para los hisopados hasta la medianoche de este miércoles.