El ministro de Salud de Salud porteño, Fernán Quirós, aseguró este miércoles que las próximas “tres o cuatro semanas” serán “críticas” para la segunda ola de coronavirus y afirmó que todavía no están definidas las restricciones.

El funcionario manifestó que existe “una mirada común” entre su distrito, la provincia y la Nación sobre la necesidad de “disminuir los encuentros sociales, reducir la nocturnidad y cuidar el transporte público” para mitigar el crecimiento de contagios de coronavirus, que este martes alcanzó los 20.870 casos.

Y agregó que, de todos modos, “todavía no están decididas las medidas” concretas que se tomarán y, en ese sentido, señaló que siguen “las reuniones” entre los tres ámbitos políticos, es decir entre las máximas autoridades de Nación, provincia y ciudad de Buenos Aires.

“Seguimos con reuniones con la Nación y la provincia de Buenos Aires. Las medidas todavía no están decididas pero existe consenso en que tenemos que disminuir encuentros sociales, el riesgo de la nocturnidad y cuidar el transporte público. Sobre estos puntos hay consenso”, enfatizó Quirós.

Destacó que la segunda ola de coronavirus llega con “la campaña de vacunación avanzando aceleradamente”, lo que es un aliciente teniendo en cuenta que se tienen “por delante de tres a cuatro semanas críticas”.

El ministro porteño dejó en claro que esta etapa de cara a la segunda ola de Covid-19 se transita “como lo hemos hecho siempre, con una mirada común de los tres grupos técnicos”, en referencia a los equipos de Salud de Nación, Ciudad y Provincia.

El titular de la cartera de Salud de la Ciudad de Buenos Aires aclaró que, más allá de la “esta mirada común” sobre los aspectos a mitigar, en lo que “puede haber diferentes miradas es en la intensidad y la modalidad” de llevar adelante las medidas restrictivas.

La tasa de positividad se duplicó en un solo mes en el AMBA: en promedio, el 33% de las pruebas que se hacen confirman la presencia de la enfermedad, por encima del 26% que se registra en el total país.