Fernán Quirós, ministro de Salud porteño, indicó que sería posible combinar dosis de diferentes vacunas contra el COVID, pero siempre y cuando pasen por una “evaluación sobre la seguridad y eficacia”.

//Mirá también: La vacuna AstraZeneca mejora su eficacia contra el COVID-19 si pasan varios meses entre las dosis, según un estudio

Las combinaciones de vacunas deben tener al menos una evaluación sobre la seguridad y eficacia controlada por la inmunogenicidad, es decir el nivel de anticuerpos que despierta, y esos son estudios que se hacen rápidamente”, dijo Quirós a CNN Radio.

Y agregó: “Si para alguna de las vacunas la cantidad de segundas dosis no es suficiente, lo más seguro es que se hagan evaluaciones clínicas sobre la seguridad y eficacia de las diferentes combinaciones y no combinar a gran escala sin haberlo testeado primero”.

Ministro de Salud. Fernán Quirós (Archivo).

De todos modos, Quirós instó a completar los esquemas de vacunación para prepararse ante la llegada de la variante Delta.

“En nuestra experiencia en la Ciudad, con las tres vacunas que hemos aplicado, la doble dosis de vacuna previene un 98% la enfermedad mortal. Es altísima la eficacia que tiene”, agregó.

La idea de combinar vacunas la maneja el Gobierno como una opción ante la demora del componente 2 de la vacuna Sputnik V. Para eso consideran la opción de Convidecia, la vacuna monodosis del laboratorio chino Cansino.

//Mirá también: Coronavirus en Argentina: el Gobierno aprobó el uso de la vacuna del laboratorio CanSino

Mientras, el Gobierno nacional avanza en la compra de 5,4 millones de dosis que empezarían a llegar entre fines de julio y principios de agosto.

Pero ¿por qué la Convidecia podría hacer de complemento de la Sputnik V? Porque está elaborada con el adenovirus recombinante 5, el mismo que es utilizado para elaborar el escaso componente 2 de la vacuna rusa.