El secretario adjunto de la Asociación de Enseñanza Media y Superior (Ademys), Jorge Adaro, anunció un paro docente para la semana próxima en la ciudad de Buenos Aires en reclamo por los sueldos que perciben “por debajo de la línea de pobreza” y reiteró el pedido de un “aumento paritario del 50%”.

“El 1 de marzo vamos a realizar un paro, vamos a organizar una jornada de lucha con algunos sindicatos provinciales”, sostuvo el dirigente en diálogo con FM La Patriada.

Para el gremialista, el Gobierno porteño “no escucha ninguno de los reclamos, en ningún sentido”, en particular cuando se refiere a un tema salarial.

En ese sentido, recordó que no solo buscan ganarle a la inflación de 2021, sino “recuperar lo que se ha perdido en los últimos años” y recordó que en 2020 sus salarios quedaron “10 puntos abajo de la inflación”.

El representante de los trabajadores de la educación criticó que el protocolo sanitario resulta muy difícil de aplicar en las escuelas porteñas y que el Gobierno no da respuestas sobre la paritaria docente.

También dijo que la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, “no estuvo en la reunión (junto a los gremios) porque no suele juntarse con los docentes”. Y agregó que “el Gobierno porteño no tiene un solo elemento para demostrar que primero está la escuela”.

Consultado sobre la baja en el presupuesto porteño, consideró que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, “tiene fondos sin ningún tipo de dudas para pagar lo que corresponde”. Y afirmó: “El tema es la decisión política de dónde se pone el dinero”.

También dijo que “Larreta implementa una política” salarial “por debajo de la línea de pobreza” y que “el único sector que tiene conformidad con la política educativa del Gobierno porteño es el empresarial de la educación privada”.

“Todo lo que es educación estatal pública no está primero en las prioridades del Gobierno de la Ciudad”, reiteró.

Vuelta a las clases presenciales

Sobre el retorno a la presencialidad, detalló que “el protocolo en las escuelas es de muy difícil aplicación” y reiteró que desde el gremio han votado para realizar la semana que viene hacer una medida de fuerza, que se materializará bajo la forma de un paro, a realizarse el 1 de marzo.

Sobre el final, Adaro denunció que “no hay docentes vacunados” en este momento y que el Gobierno porteño “tampoco han presentado ningún cronograma de vacunación” para ellos.

“Lo único que sabemos es que se había logrado cambiar el orden de prioridad para los docentes del número 6 al número 4”, dijo, al tiempo que lo consideró insuficiente porque no hay “ningún tipo de fecha prevista” para recibir las vacunas.

Con información de Télam.