Mientras transcurre el último día del paro por 72 horas que encabeza el gremio docente Ademys, su secretario general, Jorge Adaro, reivindicó la medida de fuerza al considerar que “evidenció el engaño de la presencialidad” y “fue una decisión perversa, basada en el engaño”.

En diálogo con Télam, Adaro declaró: “Reivindicamos absolutamente la medida porque fue una forma de visibilizar esta decisión perversa, basada en el engaño, de afirmar que el 17 empezaban las clases para todos, todos los días, cuatro horas, algo que la práctica demostró que es imposible de llevar adelante”.

Por este motivo, el dirigente consideró que el balance del paro es “positivo” en el sentido de que, “si el gremio no hubiera convocado, no hubiera habido alertas sobre lo que está sucediendo” y lamentó “no haber sido acompañados por otros sindicatos”.

En este sentido, Adaro anticipó que esta tarde, a partir de las 17, los docentes afiliados al gremio realizarán una nueva asamblea para “analizar los pasos a seguir la semana próxima”.

El secretario adjunto de Ademys explicó que “lo que nosotros quisimos evidenciar fue, que el discurso del Gobierno porteño está basado en parcialidades y mentiras. Esta semana entró solo un tercio del sistema educativo, y ya llevamos 40 casos de docentes con Covid-19, en tres días”.

Esto demuestra que estamos ante un gobierno que toma decisiones sin aportes presupuestarios porque por ejemplo el mismo docente que hace presencialidad tiene que hacer virtualidad en el mismo momento en algunos casos, lo que obviamente agranda desigualdad para aquellos niños que por ser grupos de riesgo o convivir con personas de riesgo, no pueden asistir en forma presencial”, puntualizó.

Adaro dijo también a la mencionada agencia que “son situaciones nuevas de las que nos fuimos desayunando esta semana, basadas en que no quieren invertir un solo peso en poner otro docente, es decir, se tomaron decisiones sin realizar los aportes presupuestarios que permitan llevarlas a cabo”.

“Por eso decimos que es todo una gran mentira. Otro punto a tener en cuenta es por ejemplo sobre qué considera el gobierno de la Ciudad un contacto estrecho mantenido por un docente. Ellos dicen que tienen que haber pasado al menos 15 minutos para considerarlo de ese modo, algo totalmente incomprobable”, reseñó.

En tanto, al ser consultado sobre un balance de la primera semana de reingreso de la presencialidad, respondió: “Lo haremos más adelante porque estamos convencidos de que recién en dos semanas podremos ver con magnitud su implicancia en la situación epidemiológica”.

“Por donde se lo mire, todo es perverso, es un discurso totalmente basado en el engaño ya que todas las propuestas y caracterizaciones efectuadas se hicieron con datos que no se corresponden, y con promesas que no se cumplen”, finalizó.

Con información de Télam.