Los presos de la cárcel de Devoto y de otros penales federales realizan una huelga de hambre y batucadas contra la reforma de las salidas transitorias que el Gobierno tiene previsto modificar en las próximas horas tras el asesinato de la joven entrerriana Micaela García.

Fuentes del Servicio Penitenciario Federal (SPF) informaron a DyN que la protesta en el penal de Devoto, situado en Bermúdez 2651, es llevada adelante por internos de los pabellones 5 y 6.

Los presos iniciaron la huelga de hambre en la tarde de este domingo, mediante la quema de ropas de cama y batucadas que alteraron al vecindario.

"La medida es contra la reforma de la ley 24.660, que regula las salidas transitorias o la reducción de penas, se lleva adelante en todos los penales federales", destacaron los informantes.

La reforma, que cuenta con media sanción en Diputados, endurece las penas prohibiendo el régimen de semi-detención o de salidas transitorias de imputados por delitos de homicidio, de índole sexual, o robo con armas.

El tema de endurecimiento de penas se tratará, según lo anunciado, este martes por la tarde en la Comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado.El tratamiento del tema se aceleró tras el asesinato de la joven Micaela García (21) por Sebastián Wagner, quien había sido excarcelado por el juez de Ejecución de Penas de Entre Ríos, Carlos Alfredo Rossi, tras cumplir seis años de los nueve a los que fue condenado por ser responsable de dos violaciones.