Por el crimen fue detenido su primo de 15 años y también estaría involucrado un abuelo del menor.


Una niña de 9 años fue encontrada asesinada, con una bolsa plástica en la cabeza, semidesnuda y con heridas cortantes y golpes, en las inmediaciones de la estación de trenes José Mármol, del partido bonaerense de Almirante Brown

Esa noticia escuchaba ayer a la noche Alberto Acosta por la radio, cuando iba junto a Claudia, su esposa, en la camioneta. Estefanía Samira, su sobrina, la hija mayor del hermano de Claudia había desaparecido y ellos estaban yendo a su casa. “Conecté todo cuando llegué a la casa de mi cuñado. Mi suegra estaba ahí, llorando, destruida. No sabíamos qué había pasado bien, cerca de la casa hacían allanamientos mientras llegábamos. A la nena la hicieron mierda”, le dijo Alberto a Infobae: “Siempre vemos en las noticias que a una nena la violan, la matan. Ahora nos toca a nosotros”.

Al igual que hizo su otra tía Analía, Claudia posteó una foto en su muro de Facebook con un mensaje: “Toda una familia destrozada, malditos desgraciados van a pagar por tanta maldad, me mataron a mi sobrinita, mi sangre, mi hermosa de la tía”.

Por el crimen fue detenido su primo de 15 años. Según Infobae, fuentes policiales confirmaron que un abuelo del menor está involucrado ya que su camioneta frigorífica habría sido usada para trasladar el cuerpo. “Se dice que [el chico] era violento, golpeador, lo conocían como quilombero, ya había tenido problemas con la gente del barrio”, contó Alberto.

En el marco de la causa se realizaron dos allanamientos, durante los cuales fue detenido el adolescente sospechoso -que al igual que la víctima pertenece a la comunidad gitana- y se secuestraron prendas de vestir suyas manchadas con sangre y una camioneta que habría empleado para trasladar el cadáver de la niña hasta donde fue encontrado.

Lamentablemente hoy me toco a mí. Sí, a mí me robaron a mi hermosa nieta. Me la mataron como a un perro y la dejaron tirada como una bolsa de basura. Stefanía de mi alma te lloraré por siempre mi vida ya no será la misma. Yo ya no soy la misma. Morí hoy con vos. Juro por el alma de mi madre que antes de morir voy a vengar tu muerte. Todo sale a la luz y esto sera esclarecido caiga quien caiga. Te amo mi alma. JUSTICIA POR DIOS JUSTICIA”, escribió en su muro de Facebook la abuela de la nena asesinada, de la comunidad gitana.

El mensaje de la abuela de Estefanía.

El caso

El hallazgo del cuerpo se produjo anoche, cerca de las 21, en el corredor Erezcano y las vías de la estación de trenes José Mármol, de la línea Roca.

La policía llegó al lugar alertada por vecinos y encontró el cuerpo de la niña, identificada por la policía como Estefanía Samira Bonome, boca abajo, semidesnudo y con una bolsa plástica que le cubría la cabeza, detallaron las fuentes consultadas.

Los médicos de la Policía Científica determinaron a primera vista que la víctima presentaba golpes y cortes en mano derecha, en el abdomen, en una ceja y otro muy profundo en la muñeca izquierda, detallaron los voceros.

En base a las primeras pesquisas realizadas, los investigadores establecieron mediante el análisis de las cámaras de seguridad de la zona que una camioneta Mercedes Benz blanca, con caja térmica, había pasado por la zona donde se encontró el cuerpo.

Ese vehículo resultó pertenecer al abuelo del primo de la niña ahora detenido, explicaron los informantes.

También en el marco de la causa se estableció que durante la tarde de ayer Estefanía y su primo adolescente habían estado jugando a las escondidas en la puerta de la casa de ella.

Por orden de la Fiscalía 16 de Lomas de Zamora, Marcela Juan, que inicialmente intervino en el hecho, se realizaron dos allanamientos, uno en la casa del abuelo del joven sospechoso y otro en un galpón situado en Amenedo y Chayte.

En el primer lugar, una casa situada en Benardi al 2700, la policía detuvo al adolescente sospechoso y encontró un jean azul y una campera inflable roja que durante la tarde llevaba puestos, ambos manchados con sangre.

En el galpón, en tanto, se secuestró la camioneta y se encontró un goteo de manchas de sangre, lo que hace presumir a los investigadores que el crimen se cometió ahí y que luego el cuerpo fue llevado en ese vehículo al lugar donde fue encontrado.

Tras el arresto del adolescente, la fiscal se declaró incompetente y remitió la causa a la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil 2 de Lomas de Zamora, a cargo de Hernán Cerutti.

Sobre las causa del crimen, las pesquisas procuraban determinar si estuvo relacionado con alguna venganza entre integrantes de la comunidad gitana o si fue por cometido por otro motivo.

Familiares y vecinos de la víctima y del joven negaron que se tratara de una cuestión interna de la comunidad gitana y creen que el ahora detenido no está bien neurológicamente, además de que tiene problemas con las drogas.





Comentarios