Los primeros informes policiales también sostienen que la nena de 10 años fue asesinada poco después de su desaparición.


A la espera de los resultados finales que arrojará la autopsia correspondiente, los primeros informes policiales indican que Sheila Ayala, la nena de 10 años que había desaparecido en la localidad bonaerense de San Miguel, habría sido estrangulada con una sábana. 

Según los voceros, el médico de la Superintendencia de Policía Científica que trabajó en la recolección del cadáver informó a los investigadores que Sheila presentaba en el cuello un “surco de ahorcadura” compatible con un “estrangulamiento con una sábana color blanca con dibujos infantiles“.​

La casa donde habría estado cautiva Sheila. (Clarín)

Poco después de que sus tíos confirmaran que eran los autores del crimen, también se supo que la menor fue asesinada poco después de su desaparición, ya que la data de la muerte es “de tres a cinco días”, según lo calculado por el estado en el que se encontraba el cuerpo y “la alta temperatura de los días posteriores a la desaparición”.

Los peritos reportaron también que al abrir la bolsa de basura que contenía el cuerpo, encontraron a la nena desnuda y sus prendas de vestir sueltas: una remera fucsia y blanca, un pantalón de joggin gris, una bombacha blanca y una sandalia marrón correspondiente al pie izquierdo. Las autoridades no descartan que Sheila haya sido víctima de abuso sexual.

Voceros policiales aclararon que todas estas conclusiones son preliminares y que las causas y circunstancias de la muerte de Sheila se conocerán con mayor certeza cuando esta tarde se realice la autopsia, cuyo inicio estaba estimado a las 13 en la morgue que funciona en el Hospital Carrillo de la localidad de Ciudadela.






Comentarios