Recuperado, y en compañía de otros animales rescatados fue liberado en las playas de San Clemente luego de aparecer en el conurbano.


Recuperado, y en compañía, volvió al mar el lobo marino rescatado en Quilmes. El animal había sido rescatado el pasado 8 de septiembre por el equipo de Guardavidas de Defensa Civil del municipio de Quilmes. A partir de allí, la Red de Recate de Fauna Marina del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) coordinó su traslado hasta las instalaciones de la Fundación Mundo Marino.

Un lobo juvenil macho de la especie de Dos Pelos Sudamericano (Arctocephalus australis) pudo regresar al mar en las playas de San Clemente durante la mañana de este jueves 8 de octubre, luego de atravesar un período de un mes de rehabilitación.

El lobo que fue rescatado en Quilmes ingresó con un cuadro de desnutrición moderada y anemia. En estos casos primero se los hidrata con agua y luego con una fórmula líquida de pescado licuado que contiene vitaminas y minerales que los ayudan a recuperar el peso normal”, explicó Ignacio Peña, médico veterinario de la Fundación Mundo Marino.

Volvió al mar el lobo marino rescatado en Quilmes (Foto: Mundo Marino)

Y explicó que “Para descartar que tuviera alguna lesión externa en la córnea le realizamos un test de fluoresceína que es un reactivo que le colocamos en el globo ocular y que nos permite detectar si tiene algún tipo de úlcera corneal. Afortunadamente, no fue este el caso”.

¿Por qué aparecen estos animales fuera de su hábitat?

Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y responsable del Centro de Rescate de la Fundación Mundo Marino, explicó: “No es para nada atípico que estos juveniles aparezcan en esas zonas. Por no ser adultos, ellos no tienen compromiso reproductivo, y su principal actividad es el forrajeo, es decir, la búsqueda de alimento”.

El biólogo además sostuvo que “Por los estudios que hemos realizado de monitoreo satelital en esta especie en conjunto con la Universidad Nacional de Mar del Plata, confirmamos que ellos eligen las aguas de la Bahía de Samborombón por la gran oferta de alimentos que les ofrece. Por eso, pueden aparecer en rías internas o en cursos de cuencas de ríos, como ocurrió hace pocos meses en el Río Gualeguaychú”.

Volvió al mar el lobo marino rescatado en Quilmes (Foto: Mundo Marino)

En el caso de los otros lobos de Dos Pelos, también fueron rescatados durante el transcurso de septiembre, aunque en distintos puntos del Partido de la Costa. El primero, un macho juvenil, fue asistido el pasado 4 de septiembre en la playa a la altura del kilómetro 314 de la Ruta interbalnearia 11, entre San Clemente y Las Toninas. Al día siguiente, una hembra juvenil fue rescatada en la localidad de Costa del Este.

“Este tipo de cuadros es de los más frecuentes que tratamos en el centro. Llegan desnutridos, anémicos y deshidratados. Además, al no encontrar alimento, no ingieren las calorías que les permiten regular su temperatura, lo cual desencadena un cuadro de hipotermia”, explica Rodríguez Heredia.

Volvió al mar el lobo marino rescatado en Quilmes (Foto: Mundo Marino)

Además, el profesional sostuvo: “Estos animales eligen salir del agua para descansar, mudar su pelaje o reproducirse. Por lo que no siempre estamos frente a un cuadro patológico como ocurrió con estos animales que pudimos rehabilitar. Es importante tener esto en cuenta sobre todo para los turistas que pueden encontrarse con un animal de esta especie en la playa”.

Y dejó un mensaje: “Lo mejor es no tocarlos ni molestarlos. Como animales silvestres pueden transmitir una zoonosis. Lo recomendable es llamar a Prefectura Naval o al centro de rescate más cercano”.




Comentarios