La Policía en conjunto con el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad clausuraron varios locales que vendían los aparatos.


Los operativos, coordinados por la Dirección General de Coordinación Operativa, fueron llevados adelante esta semana gracias a una investigación de las Brigadas de la Comisaría Comunal 3. En ellos, se incautaron en total 506 celulares, 303 baterías, 85.360 pesos, 6.300 dólares, 34 chips, y se clausuraron diez locales de venta de aparatos y tres gastronómicos.

El primer operativo se realizó en una galería comercial de la avenida Pueyrredón al 200, donde la AGC constato que había tres locales que estaban violando la clausura impuesta anteriormente por lo que se los volvió a clausurar. Además, se inspeccionó a los mismos comprobando que tenían gran cantidad de celulares y distintas partes de equipos de telefonía y que la mayoría de los mismos se encontraban denunciados como robados por el ENACOM.

En uno de los pasillos, se detuvo a un hombre de 24 años que estaba ofreciendo teléfonos, también denunciados como robados, y tenía en su poder gran cantidad de dinero en efectivo que no podía justificar.

Parte de los elementos secuestrados (Fotos: Policía Seguridad)

Los efectivos policiales secuestraron en el operativo 61 celulares, 35 baterías y 32.400 pesos en efectivo, y detuvieron a cinco personas: dos argentinos de 21 y 28 años, y tres peruanos de 24, 28 y 29.

Al consultar con el Juzgado Criminal y Correccional Federal Número 9, Secretaría Número 17, se avalaron las detenciones de los imputados y se trasladó a los detenidos a la Alcaidía de la zona de la Policía de la Ciudad.

Trece detenidos y más de 500 teléfonos robados secuestrados en un operativo en Balvanera (Fotos: Policía Seguridad)

Luego se procedió a allanar el domicilio del hombre de nacionalidad peruana que ofrecía equipos, en el sexto piso de un edificio de la avenida Corrientes al 2.800, con la intención de secuestrar aparatos celulares que estén registrados mediante el ENACOM como sustraídos o inhabilitados. Allí, se incautaron, en presencia de testigos, cuatro aparatos, dos de ellos modelos de Iphone que guardan relación con el procedimiento con la galería de avenida Pueyrredón.

El mismo grupo de trabajo se hizo presente en una galería de la calle Sarmiento al 2.800, donde había ocho locales de venta de celulares y tres de comida abiertos, incumpliendo el aislamiento como también comercializando objetos robados.

El local gastronómico que fue clausurado luego del operativo en Balvanera (Fotos: Policía Seguridad)

Por este motivo, los efectivos ingresaron al lugar y corroboraron que en los comercios de venta de elementos de comunicación se vendían celulares denunciados como robados por el ENACOM. Varios de estos locales estaban violando una clausura impuesta.

Al notar la presencia policial, tres personas intentaron darse a la fuga y al ser demorados se los requisó encontrando en su poder teléfonos robados y gran cantidad de dinero en efectivo.

Trece detenidos y más de 500 teléfonos robados secuestrados en un operativo en Balvanera (Fotos: Policía Seguridad)

Al ingresar dentro de los locales de comida, se pudo establecer que los mismos no contaban con la habilitación correspondiente y además tenían comensales en un espacio cerrado sin respetar la distancia mínima para evitar contagios de Covid-19.

Se consultó con el Juzgado Criminal y Correccional Federal Número 11, Secretaría Número 21, y se dispuso la detención de las ocho personas involucradas (cuatro hombres peruanos, dos mujeres argentinas, un venezolano y un paraguayo) y el secuestro de 445 celulares encontrados como también de las 268 baterías, los 34 chips, los 2.300 dólares y los 52.960 pesos argentinos.

Por su parte, la AGC procedió a la clausura de los siete locales de celulares y a los tres de comida.


En esta nota:

Policiales Detención


Comentarios