El ministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, aseguró hoy que se esperan para las próximas semanas casos de coronavirus en personas que no hayan viajado al exterior ni hayan tenido contacto directo con viajeros.

"Esperamos que la semana que viene o la próxima aparezcan casos de personas que no viajaron ni que han tenido contacto con las personas que viajaron. En algún momento, por la cantidad de gente que vino enferma del extranjero, el virus pasa a alguien que está en la comunidad", aseguró el ministro en diálogo con la señal TN, y remarcó que "por eso es tan importante el esfuerzo que estamos haciendo ahora, tenemos que lograr que la menor cantidad de virus circule por la sociedad".

Quirós afirmó que "las medidas se van tomando progresivamente", y agregó que "no será sencillo desandar" el aislamiento social preventivo y obligatorio que rige por orden del gobierno nacional.

REUTERS/Matias Baglietto

"De acá al 31 van a aumentar los casos. El aislamiento es muy importante, pero de dos a cuatro semanas posteriores los casos van a empezar a bajar. El período de incubación es de 14 días", explicó.

Según el último reporte del Ministerio de Salud la Nación, de los 225 casos confirmados de coronavirus, 29 corresponden a la ciudad de Buenos Aires. "Todavía no hemos documentado circulación social", aseveró Quirós.

El ministro de Salud porteño destacó el operativo en el aeropuerto de Ezeiza con los argentinos regresados, de los cuales quienes vengan de zonas de riesgo y tengan domicilio en la Capital Federal son llevados a hoteles obligatoriamente a hacer la cuarentena por el gobierno de la ciudad.

"Dado que hay un operativo de enorme cuantía de repatriación de argentinos, que superan los 20 mil, y dada la tasa de infección que traen los viajeros, dispusimos la protección global de la ciudadanía", dijo, y explicó que "se los lleva a hoteles, se les dan todos los servicios, contención, comidas y cualquier otra cosa que necesiten".

EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

"No es un tema solo de la cuarentena, mucha de esa gente tiene contacto con otros familiares y eso sería un riesgo potencial. Es una cuarentena aislada de la familia y de la sociedad. Es obligatoria, es un tema de salud pública", afirmó Quirós.

En ministro reiteró que "cada ciudadano tiene que entender que el tiempo fuera de su casa por una cosa indispensable tiene que ser el menor posible y tomando la prudencia del distanciamiento".

Por último, Quirós negó que haya faltante de insumos médicos en los hospitales porteños. "Compramos todos los insumos de protección para un año entero, están en depósitos y en la medida que lo vayan pidiendo los hospitales lo vamos a ir entregando", concluyó.