Personas que vieron el accidente, testificaron que el hombre conducía corriendo picadas.


En la madrugada del domingo, una nueva tragedia sucedió en la localidad de Isidro Casanova. Un hombre que conducía a alta velocidad por una zona de boliches cruzó en rojo el semáforo y dio de lleno a un auto en el que trasladaban a un bebé de 11 meses que producto del impacto salió despedido por la ventana y dos días después, falleció.

El hecho ocurrió en la intersección de la avenida Juan Manuel de Rosas y De los Incas, cuando un Volkswagen Gol estaba parado en esa esquina a la espera de la señal que lo habilitaría a girar hacia la izquierda, y al recibir la señal, un Ford Focus lo chocó de frente provocando un accidente fatal.

Producto del accidente el bebé salió despedido por el parabrisas, quedó inconsciente en el lugar tras golpear su cabeza con el asfalto, y luego de dos días de internación falleció. El pequeño fue asistido en el Hospital Paroissien que estaba a pocas cuadras del lugar del accidente.

Por su parte, luego de la primera parte de atención médica, el pequeño fue trasladado a la Clínica La Trinidad, de Capital Federal, donde no pudieron revertir el cuadro y finalmente falleció dos días después del accidente.

Por su parte, testigos del accidente, aseguraron que en el auto al que chocaron se trasladaba un hombre de 25 años y su pareja de 22 junto al bebé de 11 meses de vida. Además, agregaron que el Ford Focus venía corriendo picadas y “cortando semáforos”. También indicaron que en el interior del vehículo viajaban cinco personas.

Si bien los efectivos policiales dieron con el conductor del vehículo, un hombre de 40 años, hasta el momento, los investigadores no pudieron identificar a los otros vehículos que supuestamente habrían participado de esa carrera ilegal. Quien conducía el Ford Focus es Jorge Daniel Sosa, de 40 años y con domicilio en González Catán.




Comentarios