Así lo afirmó la diputada nacional luego de que intercediera por un joven mayor de edad con pedido de captura por un robo que cometió a los 15 años.


Tras los hechos que sucedieron el lunes pasado, donde la diputada nacional Victoria Donda salió en defensa de un joven con pedido de captura. Ahora aseguró que las detenciones aleatorias son “racistas, casi nazis, que esa gente al azar no sea cualquier persona, sino que tengan un determinado rasgo físico”.

En la Avenida Corrientes, un vendedor ambulante de 18 años fue detenido en medio de un operativo de seguridad luego de que se analizara su DNI. En ese momento, Donda se interpuso para mediar como abogada defensora del joven que tenía pedido de captura por haber cometido un robo a los 15 años. Los efectivos policiales le explicaron que se trataba de un “control poblacional”.

En diálogo con radio La Red​, la legisladora afirmó que es “bastante terrible la detención aleatoria de una persona a fin de hacer averiguación de antecedentes”. Además expresó que “siempre paran a los mismos tipos de personas, chicos morochitos, con gorritas, que venden cosas muy peligrosas, como pañuelos y flores”. Y agregó: “Es poco efectivo tener cuatro efectivos, yo conté hasta nueve, parando gente al azar; es racista, casi nazi, que esa gente al azar no sea cualquier persona, sino que tengan un determinado rasgo físico”.

La diputada indicó que “no vas a terminar con el índice de delitos callejeros llevando adelante este tipo de operativos tipo red de pescar; en lugar de tener efectivos policiales pidiendo documentos hay que tener policías persiguiendo delincuentes”. Según Donda, el menor cometió el delito de robo a los 15 años, producto de su adicción al paco, pero ahora fue padre y “quiere rescatarse porque tiene un hijo y no quiere que viva lo que él vivió”. Estuvo retenido 12 horas en sede policial y recuperó la libertad durante la madrugada de este martes.

“¿En qué colabora en la vida de ese chico que lo detengan, este tipo de operativos no son conducentes para bajar los índices delictivos”, analizó Donda.

Este hecho responde a la directiva de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich luego de anunciar que se iba a estar solicitando el DNI en determinadas terminales de trenes. La iniciativa desató cierta polémica y generó repudio de parte del Frente de Todos: “Que la policía pida el DNI en los trenes es criminalización”, criticó Alberto Fernández días atrás.

“Van a las estaciones de trenes porque en los trenes viajan los pobres y van a pedirles documentos a los pobres para ver dónde están los delincuentes”, aseveró.




Comentarios