En medio de la pandemia se propuse armar su propia huerta en casa y con tan solo 16 años logró que las semillas den sus frutos para ahora destinar este alimento al consumo familiar. En un “pedacito” de tierra, Nahuel Huinchaqueo sembró y ahora cosecha cientos de mensajes alentadores y felicitaciones gracias a que su hermano compartió en las redes sociales imágenes del joven trabajando la tierra.

Nahuel vive en Islas Malvinas junto a sus padres y en el patio de su casa armó la huerta de la que ahora sacan los vegetales para las comidas de cada día. “En septiembre empecé a sacar todo, a limpiar y, luego, arranqué a sembrar. Lo hice porque me gusta trabajar con la tierra”, comentó el adolescente a ANB. El tiempo pasó y las semillas germinaron: ahora disfruta de lechuga, repollo, acelga, arvejas, perejil, orégano, cilantro, ciboulette y albahaca cultivada por el mismo.

Nahuel aprendió a trabajar la tierra gracias a su papá y abuela.

Pero lejos de conformarse con esto, Nahuel contó que tiene muchos proyectos por delante, uno de ellos es comprarse una soldadora, " aprender a soldar y hacer un invernadero, arreglar bien, hacer un portón”. Todo lo que sabe sobre trabajar la tierra lo aprendió de su papá y abuela que son trabajadores de campo, pero no quiere quedarse con eso y apuesta a más: quiere hacer talleres y cursos para seguir creciendo.

Con tan solo 16 años logró hacer su primer huerta”, así fue como su hermano Germán compartió el proyecto de su hermano en un grupo de huertas de Bariloche y los comentarios no pararon. Felicitaciones, aplausos y consultas para ver si vendía al público sus cosechas fueron algunos de los mensajes: “Gracias por demostrar que hay una juventud hermosa”, escribió una usuaria de Facebook y eso fue lo que Germán quería resaltar de su hermano que este año comienza a cursar 4° año en la ESRN N°99.

Nahuel aprendió a trabajar la tierra gracias a su papá y abuela.German Huinchaqueo | Facebook

“Era interesante mostrar esto, porque muchos ven a la gente de los barrios del Alto, que los chicos y las juventudes están descarriladas, y yo veía que mi hermano siempre estuvo muy interesado en llevar proyectos adelante”, comentó el hermano orgulloso que su intención era mostrarle a Nahuel que lo que estaba haciendo “estaba bueno” y que “con un poquito de tierra, con un poquito de interés en hacer las cosas, la juventud puede hacer otras cosas, que no es solamente joda”.