Tanto UnTER como ATE expresaron su malestar luego de que algunos trabajadores quedaran fuera de la medida dispuesta a nivel nacional.


Desde UnTER y ATE Río Negro expresaron su malestar luego de confirmarse que la suspensión de clases hasta el 31 de marzo no comprende a los trabajadores de la educación.

Según confió el Bariloche2000, desde los gremios dispararon contra la medida que dispuso el presidente Alberto Fernández y sostuvieron a través de un comunicado: “Al Estado no le preocupa la salud de los trabajadores”.

Rodrigo Vicente, secretario general de ATE Río Negro (web).

“A través de un mensaje a toda la comunidad rionegrina, la gobernadora de la provincia, anunció que la medida alcanzará sólo a los estudiantes. Esta decisión solo da muestras de que las autoridades provinciales no cuidan a los trabajadores”, expresó UnTER.

Por otra parte, consideraron a la medida como una “actitud irresponsable del Estado que expone a los trabajadores ante la pandemia que está atravesando el país”.

Los gremios mostraron su malestar luego de que docentes y porteros quedaran fuera de la suspensión de clases (web).

En repudio a la decisión que tomó la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, pidieron a los docentes que se queden en sus casas hasta que el ministerio de Educación y Derechos Humanos, a cargo de Mercedes Jara Tracchia, “dé una respuesta seria y acorde al momento que estamos atravesando”.

Desde ATE pidieron a los porteros de las escuelas que no asistan. A su vez, no descartan realizar un paro de 48 horas en repudio a lo expuesto previamente.

Desde ATE Río Negro confirmaron que el gobierno provincial garantizó las guardias mínimas (web).

“Evaluaremos continuar con la medida si el Ejecutivo y el Ministerio de Educación y Derechos Humanos no revisa su decisión de obligar a los trabajadores no docentes a asistir obligatoriamente a los establecimientos”, disparó Rodrigo Vicente, secretario general de ATE Río Negro.

Desde el sindicato indicaron que los trabajadores podrían realizar guardias mínimas que permitan que los establecimientos brinden alimentos en los horarios establecidos, para así garantizar la alimentación a los niños que concurren a los establecimientos educativos..




Comentarios