Durante la investigación por el asesinato de Ricardo Escobar, un menor de edad se entregó a la Justicia este miércoles, confesando haber sido parte de la riña que acabó con la vida del hombre. Al joven de 17 años se lo recluirá por el momento en una institución juvenil, mientras se continúa buscando a un posible tercer agresor.

Se trata de la segunda detención consumada, luego de que el martes se procediera a hacerlo con otro individuo bajo sospecha de ser uno de los atacantes.

Las acciones sucedieron el domingo por la noche en Onelli y Vilcapugio. Según Bariloche2000, Escobar estaba huyendo de un intento de robo por parte de dos asaltantes. Al tropezar por unas escaleras, el más joven de los dos le asestó un puntazo. Luego, el otro lo tuvo de sus prendas, momento en que volvieron a apuñalarlo.

La intervención de los médicos del hospital zonal no fue suficiente para evitar la muerte del hombre, quien encontró su final en la madrugada del lunes.