La Justicia de Garantías resolvió  llevar a juicio a los propietarios del autoservicio chino, ubicado en Villa Muñiz, por la muerte de Amalia Benítez. A la niña de 4 años se le cayó encima un portón corredizo el pasado 21 de febrero de 2018.

El juicio involucra a los propietarios del comercio, Jinshul Yu y Yanking Zhang, como responsables de la tragedia sucedida en el comercio de la calle Caseros al 3200. El mismo tiene fecha para el 2 y 3 de junio del 2021.

Tal como publica Telefé Noticias, la resolución apunta a ambos dueños, por “no asegurar las condiciones mínimas de seguridad” para los propios trabajadores, así como también para los terceros que concurrían al lugar.

El accidente ocurrió después del mediodía cuando el comercio estaba cerrado, pero aún con clientes adentro. En ese entonces la niña salió junto a su padre, quien intentó abrir el portón hacia el lado contrario, cedió el tope, se descarriló y cayó sobre la pequeña.

De forma inmediata, fue trasladada al Hospital Italiano donde estuvo internada en grave estado producto del traumatismo de cráneo que sufrió. Sin embargo, a las pocas horas falleció.