Personal de la Comisaría Quinta debió presentarse en una vivienda ubicada en 17 de mayo al 1700, luego de un llamado que realizaran al 911 vecinos del lugar. Allí se estaba realizando una fiesta clandestina. La intervención policial terminó con 2 detenidos y 17 demorados.

Los efectivos comprobaron que alrededor de 50 personas estaban en el lugar violando las medidas del DNU y sin tener ningún tipo de distanciamiento social.

Al momento de presentarse los agentes algunas personas se retiraron con tranquilidad, mientras que otras se mostraron "muy hostiles", señalaron testigos.

Dos jóvenes de 21 y 22 años quedaron detenidos luego de saltar hacia el patido de otra casa. Se los aprehendió por violación de domicilio, tomando intervención la UFIJ N°15. También trabajó en el lugar el área de Fiscalización del Municipio.