Un interno de la cárcel de Villa Floresta dio positivo de coronavirus y tuvo que ser aislado en un hospital de campaña creado en el mismo penal.

El peso se suma a otros 5 casos que hubo en la cárcel, pero que implicaba únicamente a los trabajadores: 4 penitenciarios y uno de sanidad.

Desde la institución se había afirmado días atrás que se cumple estrictamente el protocolo que estipula control de las medidas de bioseguridad (uso de tapabocas, mascarillas y lavado frecuente de manos o desinfección).

En Floresta hay más de 800 internos y, como la mayoría de las cárceles de la provincia, están sobrepobladas.