Este jueves por la tarde, en una vivienda situada en la esquina de Eva Duarte y Nicolás Pérez. Rescatan a seis menores, dos de los niños hallados (de 8 y 12 años) tienen "capacidades diferentes".


Este jueves por la tarde personal policial de la comisaría Quinta llevó a cabo un procedimiento en una precaria vivienda situada en la esquina de Eva Duarte y Nicolás Pérez.

En el allanamiento rescataron a seis menores que vivían en condiciones “infrahumanas”. Dos de los niños hallados (de 8 y 12 años) tienen “capacidades diferentes”. Incluso uno de ellos, fue encontrado “en una especie de jaula, con una puerta tipo reja y un colchón tirado en el piso”, manifestaron fuentes oficiales.

Los menores mencionados, junto con dos niñas y otros dos nenes, convivían en esas precarias condiciones con su mamá.

Precaria vivienda

Los uniformados fueron alertados por una vecina, quien aportó una fotografía donde se observaban las lamentables condiciones habitacionales en las que vivían los pequeños. Esta mujer no quiso hacer la denuncia “por temor a una represalia barrial”.

Sin embargo, la propia Comisaría “denunció el hecho e inició los oficios correspondientes”.

El comisario Nicolás Pérez manifestó en LaBrújula24, “Al llegar, vimos a seis menores de edad, de los cuales dos presentan capacidades diferentes. Se trata de una vivienda muy humilde. Ahí también observamos que uno de los chicos duerme en una habitación horrible, de un metro por dos, piso de tierra, en un colchón ubicado arriba de pallets y una reja que funcionaba como puerta. Eso fue alarmante, nos hizo vivir una situación muy fea”.

La subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Juliana Cerritelli, habló con Telefe Noticias y narró que, los efectivos y los integrantes del Servicio Social se encontraron con “una mamá muy angustiada” y con menores “en una situación muy precaria”.

Esta familia actualmente es intervenida por varios equipos multidisciplinarios, de distintas áreas municipales, de Salud, del Centro Piñeiro, del espacio NIDO, que están trabajando con esta familia. Acompañándola“, aclaró.

Cerritelli mencionó que constataron una “madre desbordada por tantos niños”e indicó que los efectores “estaban tomando a los chicos, en un marco de corresponsabilidad para poder trabajar desde varios lugares”.

La idea es escuchar los chicos cómo están y acompañar a esta mamá que pueda construir algo con ellos en un contexto mejor”, concluyó”.




Comentarios