Leandro Maillet, socio gerente de la empresa Estándares Vial SRL, denunció supuestas irregularidades por parte de la administración de Hernán Bertellys en una licitación para pavimentar 35 cuadras en Azul. A fines de julio, la obra fue adjudicada a Transportes Malvinas, a pesar de que la oferta de la empresa bahiense fue de 21 millones de pesos menos. Desde la comuna desestimaron la denuncia y aseguran que la empresa “tiene denuncias en distintos municipios” y no es confiable.

El pasado 30 de junio se realizó la apertura de sobres de la licitación 9/2021 solventada con el Fondo de Infraestructura Municipal. Según los cálculos de la comuna, la obra tenía un costo de $78.296.993,55 y tres empresas se presentaron para realizarla: Estándares Vial SRL que ofertó 72 millones de pesos, Transportes Malvinas que lo hizo por 93 millones y EVA SA que lo hizo por 97 millones de pesos.

A pesar de la diferencia de precios, el intendente Hernán Bertellys adjudicó la obra a la empresa olavarriense que recolecta los residuos en Azul. “La oferta más conveniente a los intereses municipales conforme las especificaciones técnicas descriptas en el Pliego de Bases y condiciones, es la de la firma Estándarse Vial SRL. No obstante, en un análisis relacionado a los antecedentes de ejecución de obras surge que la empresa Estándares Viales SRL mantiene conflictos laborales poniendo en duda que pueda cumplimentar en tiempo y forma con la ejecución de la obra, sumado a que el presupuesto que presenta está por debajo del presupuesto oficial. En virtud del análisis pormenorizado realizado estima que la propuesta de la empresa Transporte Malvinas SRL cumple con los aspectos técnicos y económicos adaptándose de la mejor forma a los intereses municipales”, sostiene el texto oficial.

“Cuando vimos la licitación en el Boletín Oficial nos contactamos con el área de compras del municipio y pedimos el pliego con las bases y condiciones y verificamos que estábamos aptos para presentarnos. El decreto del intendente dice que nuestra oferta cumple con las condiciones legales, cumple con las condiciones técnicas, cumple con las condiciones contables, pero como tenemos un conflicto con UOCRA en Necochea hacen uso de la duda para la realización de la obra en Azul. Osea, algo para mi burdo, muy burdo, porque no afecta a los intereses de la obra ni del municipio. Cuando me entero de esto, pido hablar con alguien para explicarle lo que pasó en Necochea porque está todo judicializado en el ámbito penal y no me quiso atender nadie, ni darme explicaciones”, afirmó Maillet en diálogo con Vía Azul.

Al ser consultado por los conflictos aducidos por el municipio para desestimar la oferta, Maillet explicó que están haciendo una obra de impulsión de agua para para el municipio de Necochea y “desde la UOCRA nos pidieron un porcentaje de obra, lo que nosotros llamamos coima a cambio de poder realizar una obra en una ciudad en la que nosotros no estamos radicados. Nosotros nos negamos e hicimos una denuncia penal por amenazas y nos dieron lugar con una medida cautelar”.

Consultado por Vía Azul, el secretario de Obras Públicas, Carlos Caputo, afirmó que “el proveedor tiene denuncias en distintos municipios, tiene denuncias en Concejos Deliberante, en el Ministerio de Trabajo de otras ciudades y tiene temas con la UOCRA en otras localidades. No es una cuestión que inventamos nosotros. También tenemos miedo que vengan empresas de afuera, cobren los anticipos y nos cuelguen las obras sin terminar”.

Sobre la diferencia de precio entre una empresa y la otra, el titular de la empresa bahiense aseguró que “nosotros salteamos el paso de comercialización del hormigón. Nosotros no compramos en ninguna hormigonera el hormigón, sino que somos elaboradores. No es que compramos el cemento a un revendedor, nosotros tenemos las compras directas. Otra cosa que nosotros tenemos es maquinaria propia, que yo desconozco si las otras empresas lo tienen. Al ser nuestra nosotros tenemos un beneficio variable. En este contexto, que hay poco trabajo, yo lo que hago es bajar los costos sin afectar la naturaleza propia de la obra. A mí me conviene más mover la maquinaria a bajo precio, en vez de dejarlas quietas a alto costo”.

Desde el lado del municipio, Caputo cuestionó la oferta de la empresa bahiense: “Nosotros vimos una licitación en Tandil que por menos cuadras vale 102 millones de pesos y es medio imposible con esos valores que pasaron. Nos da miedo que se cobre el anticipo y se vayan. Desde que estoy en Obras públicas nos ha pasado con dos o tres empresas que no cumplieron. Además, en el pliego se pedía que fuera alguien de Azul porque fue hace dos meses y por COVID no queríamos que lleven y traigan empleados de afuera. Lo evaluó una comisión evaluadora”.

Al enterarse de que su oferta había sido desestimada, Maillet aseguró que fue al municipio y el único que lo atendió personalmente fue el jefe de Compras, Gustavo Fittipaldi. “Yo entiendo que al hombre le llega todo ya hecho y no decide. Quise hablar con Carlos Caputo de Obras Públicas, pero nunca me dio bola. Quise hablar con Alejandro Vieyra pero nunca me atendió el teléfono, y lo oí gritar que no tenía que darme explicaciones”, agregó.

“Acá no llamó, acá no llamó a ninguna empleada para decir que me estaba buscando. Miente descaradamente cuando dice que yo lo llamo para persuadirlo para que no salga en los medios. Yo lo llamé el viernes porque me pasa el teléfono el intendente y el señor me corta. No es serio que en vez de seguir los carriles normales salga en los medios”, sostuvo Caputo.

Al parecer somos la primera empresa en Azul que se está quejando. Me han dicho extraoficialmente que ha pasado pero nadie se quejó, pero nosotros queremos hacer valer nuestro derecho como oferentes. Se va a presentar por mesa de entradas un hábeas corpus para que se revea la situación antes de los diez días hábiles. Decidimos mediatizarlo porque no nos estaban dando bolilla. Para mí lo que se hizo con esta licitación es injusto. Actualmente nosotros estamos trabajando en Benito Juárez haciendo una obra de mayor monto y mucho más compleja porque es asfalto negro y no tenemos ningún problema. Ya me llamaron del Concejo Deliberante para entender qué pasó”, concluyó Maillet.

Sobre la experiencia e idoneidad de Transporte Malvinas para realizar un trabajo de pavimetación, Caputo aseguró que “ellos hacen como una UTE, trabajan en sociedad pero trabajan con un proveedor de acá. Es gente que trabaja acá, con empleados de acá y son de confianza para nosotros. Es la segunda oferta y no nos ha dejado ninguna obra sin respuesta y en Azul trabaja desde el año 79”.