El intendente de Tandil, Miguel Lunghi, aseguró que tras el movimiento turístico en las playas de la provincia “puede haber un colapso sanitario, no está muy lejos”.

En diálogo con El Eco, el jefe comunal advirtió que aunque se esté al aire libre, si se permanece por mucho tiempo cerca “el barbijo no te salva”. Por otro lado, Lunghi alertó sobre la ocupación de camas en la ciudad serrana: “Las camas del Hospital están cubiertas, hay dos libres en la Clínica Chacabuco y dos en el Hospital de Niños”.

Lunghi afirmó que “lo peor no pasó” y recordó que en Tandil hay ocho médicos terapistas, e hizo hincapié en que en todo el país escasean estos especialistas y los respiradores no se manejan solos.

“Hay que vacunar a 30 millones de argentinos”, exclamó el jefe comunal y pidió “responsabilidad social e individual, no dejemos de cuidarnos”, reforzó.