En el marco de la medida de restricción a las exportaciones de carne tomadas por el gobierno nacional, la senadora provincial de Juntos por el Cambio Lucrecia Egger presentó un proyecto para expresar su “preocupación y la necesidad de revisión” de la medida dispuesta por el Poder Ejecutivo Nacional.

“Se trata de una disposición absolutamente improvisada que generará un impacto muy grave en las economías regionales y especialmente en el Partido de Azul donde el frigorífico trabaja constantemente en la generación de fuentes de trabajo”, expresó la legisladora provincial.

En el texto, Egger hace hincapié en “el daño irreparable” que esta medida puede causar en todo el sector, especialmente al frigorífico Azul Natural Beef, quien genera en Azul más de setecientos puestos de trabajo en forma directa y dos mil en forma indirecta, sumado al agravante de la pérdida de terreno en el ámbito de la competencia internacional y de generación de divisas para el país.

“La prohibición de exportar y la constante intervención a los mercados trajo aparejada grandes pérdidas para el productor ganadero y para el país. En esta oportunidad, el Gobierno Nacional, en una medida orientada a contener el aumento de precios que viene “in crescendo” en los últimos meses, dispone la suspensión de las exportaciones de carne por el término de 30 días”, agregó la senadora.

Respecto al frigorífico Devesa Azul Natural Beef, remarcó que “su personal ha trabajado intensamente y ha invertido grandes cifras para desarrollar un negocio local y de exportación, contando hoy en día con habilitaciones para exportar a más de 100 países y con 50 clientes en el mundo”.