Para muchos, la pandemia y la cuarentena fue un momento de reinvención. Juan Macaluso tiene una inmobiliaria y cómo estaba encerrado en su casa con su familia empezó a cocinar. "Siempre me gustó cocinar y me dije me abro un Instagram. Un amigo me armó un logo, se río porque le pareció raro pero me lo hizo. Y ahí empecé a subir recetas, fue todo muy rápido", cuenta en diálogo con Vía Azul.

"La gente se copó desde el primer momento. Al principio nadie entendía nada y no me veían como cocinero por decirlo de alguna forma. Sabían que me encantaba cocinar y comer, pero no para armarme una página. Como soy medio caradura, hice la cuenta y arranqué. Al principio se reían todos, y ahora con el tiempo aparece gente que no conozco y no paro de recibir lindos mensajes. Muchos me dicen que les gusta mucho lo que hago. Estoy muy contento", asegura Macaluso que ya tiene más de 1.300 seguidores en Instagram que siguen las recetas de El Maca Cocina.

Sin proponérselo, este azuleño terminó adentro de la programación del Festival Cervantino: "Mi vieja encontró un libro sobre las recetas de la época del Quijote y me incentivó a proponer algo para el Festival. Presentamos el proyecto y en la Casa Ronco se coparon y lo pudimos filmar. Hicimos dos recetas de ese libro que van a salir este sábado en la versión online del Festival. Yo no soy ni cocinero ni actor, pero salió bastante bien".

¿Cómo reacciona la gente cuando publicas recetas?

La gente me pide recetas, me comentan las que hago, armo desafíos. Es impresionante cómo se coparon. Las recetas que hago son muy básicas, y las hago yo que no soy cocinero. Trato de explicarlas de una forma sencilla para que pueda hacerlas la gente. Y después me mandan mensajes diciendo que han hecho las recetas algunas personas que no tienen ni idea de cocina. Estoy muy agradecido, es algo muy lindo. Cuando hice empanadas me preguntaron cuánto costaba la docena, o lo mismo con el budín de pan quisieron comprármelo. Por ahora es solo un perfil de Instagram, la uso para divertirme y aprender. Esto me sirve porque tengo que buscar recetas fáciles y pensar qué hago.