Martín Selvaggi fue sometido a un trasplante de riñón en Capital Federal y en la clínica se infectó con COVID-19. El joven grabó un video que volvió viral para que no estigmaticen a los enfermos.


Desde que nació, Martín Selvaggi sufre insuficiencia renal crónica y hace cuatro años se hace diálisis y está en la lista del INCUCAI esperando un trasplante de riñón. En medio de la pandemia llegó la oportunidad y viajó a Buenos Aires para operarse y si bien la intervención salió bien, se contagió coronavirus en el Instituto de Trasplantes y Alta Complejidad de Nephrology donde está internado.

“No podía desaprovechar la oportunidad que tenía de ser normal”, aseguró el joven en un video que grabó para concientizar sobre los peligros del coronavirus desde la habitación de la clínica donde está internado.

“Estoy acá desde el viernes 19 de junio, estuve aislado el día que llegué porque me hicieron el hisopado de coronavirus que me dio negativo para poder operarme. El sábado 20 entré al quirófano y salí como a las 11 de la noche, ya operado y estuve en terapia unas horas, y me pasaron a sala común”, relata Martín, en diálogo con Vía Azul.

El azuleño contó que tras el trasplante “estaba inmunosuprimidos y pusieron a una persona que vino con un rechazo renal. Esa persona mintió y dijo que no tenía síntomas de coronavirus. Lo pusieron conmigo a las 3 de la tarde y a esa hora estaba bien. A la noche empecé con catarros, con tos con flema, y yo no tenía nada. Es un hombre grande que no quería usar barbijo, que se lo sacaba, corría la cortina del medio. Yo estaba con mamá, a ella le exigieron que si se quedaba se tenía que quedar en mi pieza aislada y no podía salir a comprar nada. Ella accedió para cuidarme porque mi operación salió un poco complicada porque mi riñón salió un poco machucado en el accidente y me tuvieron que transferir sangre dos veces para recuperarme”.

Luego de los primeros síntomas, Selvaggi avisó y sacaron al paciente de esa habitación. Los hisopados realizados a ambos dieron positivos. “Ahí me quedé helado. Nos dejaron aislados por cuarta vez ya que pasaron tres personas por la pieza, a mí y a mamá solos. No entraba nadie. A mamá le hicieron el hisopado y gracias a Dios ella dio negativo, y la obligué a que se vaya para que no corra peligro. Se fue llorando pero se fue. Ella está bien, no tiene síntomas, no tiene nada, pero tiene que estar aislada en un hotel”, explica el azuleño.

Voceros de la clínica confirmaron el positivo del paciente pero evitaron hacer declaraciones sobre el motivo de contagio del paciente en esa institución. 

Selvaggi fue sometido a una segunda operación de urgencia, y a pesar de tener COVID-19, los médicos decidieron avanzar con la intervención. Tras la operación, el azuleño asegura que se siente bien: “Tengo que tener una sonda por 15 días más. Tengo los dolores de la operación pero es mínimo, al menos eso un logro inmenso. Solo me falta dar negativo de COVID-19, llevo siete días de contagio y me falta una semana más para que me vuelvan a testear y poder ir al hotel y estar con mi mamá. Después me quedaré acá dos meses para hacer los controles y volver recién a Azul”.

“Con el tema del coronavirus me cuidaba a morir, desde el primer día dejé de trabajar en domicilio y mucha gente se enojó porque deje de ir a hacer trabajos, pero me estaba cuidando yo y estaba cuidando a mis compañeros de diálisis que éramos ochenta. Preferí tomarme todo con calma y estar encerrado”, se lamenta el azuleño.

El viernes 10 de julio, a Martín le dieron oxígeno porque estaba muy ahogado, le ardían los pulmones. y no podía hablar sin ahogarse. Además, los médicos le dijeron que “la operación no terminó de funcionar que sigo filtrando orina en el estómago y seguramente necesite una nueva operación”, pero más adelante porque aún está débil.

CÓMO AYUDAR A MARTÍN

Anabella Escudero, la mejor amiga de Martín, decidió organizar una rifa solidaria para ayudar al joven en su posoperatorio. “Estamos vendiendo un bono contribución que cuesta cien pesos que se va a sortear el 8 de agosto para recaudar dinero para la refacción de la casa de Martín como para los gastos que tengan con su mamá en Buenos Aires. Él necesita tener su casa en condiciones para cuando vuelva ya que tiene que estar aislado durante un tiempo prolongado”, aseguró la amiga.

Para adquirirlos se puede llamar a los números 2281656214, 2281415341 y 2281567190.​


En esta nota:

Azul Coronavirus Salud


Comentarios