Rubén Steinhauser habló sobre la situación epidemiológica y la llegada del coronavirus a la localidad azuleña.


“A la gente ahora le cayó la ficha de lo que veníamos pregonando, entendió porque hace 90 días venimos hablando de cuidarnos. Acá Chillar es un pueblo chico, siempre estás en contacto con alguien y ahora cayó la ficha”, aseguró Rubén Steinahuser, el delegado municipal de Chillar, en diálogo con Vía Azul.

El representante de la municipalidad en la localidad azuleña aseguró que desde que se confirmó el primer caso positivo “hay un equipo de epidemiología que trabaja con los contactos para determinar la ruta epidemiológica”. En conferencia de prensa, el intendente Hernán Bertellys reveló todavía no se pudo identificar el paciente cero.

“El primer caso positivo no salió de Chillar y los contactos estrechos dicen que no estuvieron en Olavarría. Seguimos trabajando para ver que pasó”, afirma el representante del municipio y cuenta que son “entre 15 y 20 personas los contactos estrechos de los tres infectados”.

Los contactos estrechos de los casos positivos de Chillar están asintomáticos y haciendo cuarentena en sus casas. Como no presentan síntomas, por el momento no fueron hisopados.

Sobre la llegada del COVID-19 a Chillar, Steinhauser es tajante: “O alguien entró de Olavarría y no lo sabemos, o alguien nos está ocultando información. Yo no soy quien para descreer cuándo las personas hacen las entrevistas y dicen que no salieron, uno tiene que creer a la gente”.

Mientras tanto, el equipo epidemiológico del Municipio de Azul sigue trabajando en Chillar haciendo entrevistas a los posibles contagios para determinar que pasó.


En esta nota:

Azul Coronavirus Salud


Comentarios