El ex jefe de Bomberos Voluntarios de Arroyito Alejandro Sam Sam, fue condenado a una pena de cuatro años y once meses de prisión al declararse autor material y penalmente responsable del delito de “abuso sexual simple gravemente ultrajante”. Además la inhabilitación por un lapso de ocho años para ejercer cualquier función púbica.

En el mes de noviembre del año 2020, la fiscal de Arroyito Graciela Debernadi elevó a juicio la causa como abuso sexual gravemente ultrajante. Los hechos sucedieron entre 2009 y 2010 cuando la victima, una joven que había ingresado como bombera, tenia 12 a 13 años.

Debernardi agregó que la denuncia fue realizada a finales de 2019, que tras pasar muchos años fue muy complicado llevar adelante la investigación. El caso se resolvió luego de que el acusado reconociera su autoría en los hechos, lo que generó un juicio abreviado.

La audiencia se realizó el viernes 10 en la Cámara del Crimen de los Tribunales de la Quinta Circunscripción Judicial en San Francisco, y la sentencia quedará firme, y hasta que esto suceda el acusado quedará libre.

Sam Sam, que asumió la jefatura en la institución de 2011 a 2019, siempre se presentó a brindar colaboración con la investigación judicial, y en ningún momento estuvo detenido. La comisión directiva de Bomberos de Arroyito lo separó del cargo de jefe del cuerpo activo y como bombero voluntario cuando se conoció la denuncia.