La Cooperativa nació por un grupo de trabajadores y sus parientes que se asociaron para reabrir la quesería luego del cierre de la planta de Sancor.


Luego del cierre de la planta de Sancor en Brinkmann que funcionaba hace 70 años, un grupo de trabajadores y sus parientes se asociaron para reabrir la quesería que lleva el nombre de La Nueva Esperanza.

Cooperativa La Nueva Esperanza Brinkmann

Con una inversión de casi 14 millones de pesos y con el crédito asociativo de la Provincia, que les permitió adquirir alrededor del 40 por ciento de la maquinaria, la quesería de Brinkmann ha comenzado a comercializarse en gran parte de la provincia de Córdoba y zonas aledañas.

Cooperativa La Nueva Esperanza Brinkmann

Cooperativa La Nueva Esperanza Brinkmann

Melina Gerbaldo, presiente de la cooperativa comentó “Hasta nosotros nos asustamos un poquito, Nos especializamos en quesos blandos, semiduros y duros, en todas sus variedades: queso cremoso, portsalut, barra, pategrás, sardo, sbrinz, mozzarela, en hebras y crema. Comenzamos comercializando sólo en Brinkmann, Porteña y Morteros, y ahora lo estamos haciendo también en San Francisco, Rafaela, Sunchales, y en las ciudades de Santa Fe, Tucumán y Córdoba”.

Cooperativa La Nueva Esperanza Brinkmann

Hoy con el acompañamiento del Gobierno Municipal, del gremio de ATILRA y a través de la asistencia financiera para emprendimientos productivos, del Ministerio de Industria, Comercio y Minería, se puso en marcha la quesería y retomaron no sólo la producción sino también los puestos de trabajo que se habían perdido.




Comentarios