Vicky Xipolitakis podría quedar en la calle por falta de pago del lujoso departamento, al que se había mudado originalmente con su ex marido Javier Naselli. Carlos Monti, integrante de Nosotros a la mañana, afirmó que el dueño de la propiedad inició el proceso de desalojo con la Justicia y que pusieron un plazo hasta el 30 de septiembre.

//Mirá también: Vicky Xipolitakis y José Ottavis, reconciliados y de la mano por Palermo

El hogar que la modelo tiene para su hijo Salvador está a punto de serle arrebatado, por no haber cumplido con las fechas de pago, del que le corresponde la mitad por el acuerdo de divorcio. Según indicó el periodista, se trata de una importante suma de dinero, que se divide con su ex pareja.

Vicky Xipolitakis@victoriaxipolitakisok | Intagram

“Lo voy a dar en cifras para que se entienda: 1.500 dólares Naselli y 1.500 dólares Xipolitakis”, explicó sobre el elevado monto, que quedaría en alrededor de 550 mil pesos argentinos. Además, agregó que Naselli también debe los gastos del inmueble y parte de las expensas.

Sobre el lugar del que “la griega” será desalojada, Monti adelantó: “Es un departamento gigante”. “Tiene 320 metros cuadrados, ocho ambientes y cuatro baños”, detalló el panelista Ariel Wolman, sobre la propiedad ubicada en el corazón de Recoleta.

Por su parte, Sol Pérez, que también participa del ciclo donde se habló de la trágica situación de Xipolitakis, reflexionó: “Está muy bien que ella se haya quedado en ese departamento porque ella y su hijo tienen que seguir manteniendo el mismo estilo de vida que tenían con Naselli”.

Vicky Xipolitakis y su ex marido, Javier Naselli.

“Ahora, no se entiende por qué si el alquiler lo pagaba él, ahora la mitad lo tiene que pagar ella”, preguntó la influencer, disparando contra el ex marido de la mediática.

En respuesta, Carlos Monti explicó que cuando la pareja se separó, ambas partes lograron llegar a ese acuerdo, pero que hoy en día todavía tienen problemas con otros pagos.

Naselli le está pagando 85.000 pesos mensuales amén de la prepaga, gastos del departamento, 50% del alquiler y demás... es una lucha que viene desde hace años porque ella dice que con 85.000 pesos no le alcanza”, detalló.

La respuesta de Vicky Xipolitakis sobre el desalojo

Poco después de que comenzaran los rumores sobre el desalojo, Xipolitakis habló en “Cortá x Lozano” y aclaró que la demanda por falta de pago es contra su exesposo, Javier Naselli.

“Me casé enamorada, tuve un hijo, me fui a vivir con él a donde actualmente vivo. Es alquilado. Yo también me quiero ir. Me siento presa, por más que sea lindo. Prefiero vivir en paz y tranquila. Pero por un montón de motivos no me puedo ir. ¿Cómo hago? No tengo el dinero”, comenzó a explicar.

Luego, explicó que el contrato está en dólares, algo que ella no puede pagar. Por eso, se hace cargo de las expensas y los servicios.

Vicky Xipolitakis con su hijo, Salvador.

Me encantaría irme de este lugar. Pero no me voy porque no me puedo hacer cargo. Lo que gano es para el nene, para que no le falte nada. Yo quedé ahí tirada. Quiero irme del departamento. No es lindo que todos los días me llamen para reclamar. ¿Por qué no le preguntan al padre que dejó todo tirado?”, manifestó.

Además, se refirió luego a los canjes que realizó cuando estuvo desempleada el año pasado. “Yo tenía dos abogados de canje. No podía pagar. Me encontraba sin trabajo. También se burlaron porque pedía canje de comida, y estaba trabajando para darle todo a mi hijo”, dijo en su descargo.

“Si tengo que dar mi vida por mi hijo, la doy. Pedía canje porque me daba vergüenza pedirle a mi papá. Ahora que tengo trabajo todo lo que entra es para el nene. El papá no piensa en Salvi”.

Yo soy una mujer víctima como tantas otras. Muchas veces sometida a la violencia que viví, que con coraje y la ayuda de mi familia pude salir adelante. Pero me repercutió en la salud, mi cuerpo me reventó. Yo viví violencia, física y verbal. Pero la Justicia siempre me dio la espalda. Todo terminó en una simple probation. Y ahora me quieren desalojar. Hay que pensar en el nene”, cerró.