Después de el escándalo que se desató en la tarde de este jueves sobre las vacunas VIP que se habrían inoculado en el Ministerio de Salud a allegados al gobierno por orden del ministro de salud, Ginés González García, se revelaron algunos nombres de quiénes fueron los vacunados.

La información de los vacunados VIP fue publicada por los medios citando fuentes de la Presidencia, cuyo jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, notificó a González García que el presidente, Alberto Fernández, lo quería fuera del cargo.

El escándalo salió a la luz después de que el periodista Horacio Verbitsky asegurara durante una conversación con la emisora de radio El Destape que había accedido a la vacuna contra el coronavirus de manera prioritaria gracias a la gestión de su “viejo amigo” González García.

El periodista Horacio Verbitsky

”Decidí vacunarme. Me puse a averiguar dónde hacerlo, llamé a mi viejo amigo Ginés González García, a quien conozco de mucho antes que fuera ministro, y me dijo que tenía que ir al Hospital Posadas”, contó Verbitsky, quien recibió la primera dosis de la Sputnik V el jueves.

Verbitsky fue más allá y añadió que cuando estaba yendo hacia el hospital recibió un mensaje directo de González García. “Me dijo que iba a ir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera allí a darme la vacuna”. Entre los que también han recibido la vacuna saltándose los requisitos estarían el líder sindical y presidente del Club Atlético Independiente, Hugo Moyano, su esposa y su hijo adolescente, según revela el diario La Nación.

Por su parte, según reveló Clarín, el jueves además del excolumnista de Página12, se vacunaron el senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés, que el domingo iban a viajar junto al presidente a México a participar de la celebración de la independencia de aquel país, aunque finalmente no lo harán.

Jorge Taiana (Foto: Federico Lopez Claro)

Otro de la lista de vacunados fue el canciller Felipe Solá, quien también integraba la comitiva que viajaría a México.

Según reconstruyó el diario, “cuatro especialistas médicos del Hospital Posada llegaron pasado el mediodía al Ministerio de Salud por encargo del propio ministro con una docena de dosis de la vacuna Sputnik V, sin saber a quienes deberían inocular. La logística fue “ultra secreta”: los especialistas no llegaron al ministerio en autos oficiales y subieron a uno de los salones del segundo piso del ministerio en el ascensor privado que utiliza el propio González García y los funcionarios de mayor jerarquía”, informaron.