La vacuna Johnson & Johnson contra el COVID-19 puede causar un trastorno neurodegenerativo poco común, el síndrome de Guillain-Barré, según advirtió este viernes la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés),, después de examinar 108 casos reportados en todo el mundo.

“Después de evaluar los datos disponibles, el PRAC (Comité de Evaluación de Riesgos de la EMA) concluyó que es posible una relación causal entre la vacuna de Janssen y el síndrome de Guillain-Barré”, informaron desde la EMA, según consigna la agencia de noticias ANSA.

Este es un efecto secundario “muy raro”, especificó la EMA, que reiteró que “las ventajas de la vacuna Janssen continúan superando los riesgos”.

Imagen ilustrativa / Web

Hace diez días, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos había lanzado una idéntica advertencia en base a un sistema de monitoreo federal sobre la seguridad de las vacunas.

En aquella oportunidad, la FDA identificó 100 casos del poco frecuente trastorno neurológico tras la aplicación de 12,5 millones de dosis de la vacuna de Janssen.

//Mirá también: Coronavirus: evaluaron la respuesta de la vacuna de Sinopharm frente a la variante Delta

De ellos, 95 fueron graves y requirieron hospitalización, al tiempo que se reportó una muerte.

Qué es el trastorno Guillain-Barré

Según precisa la EMA en su comunicado, Guillain-Barré “es un trastorno neurológico poco común en el que el sistema inmunológico del cuerpo daña las células nerviosas”.

Entre los principales síntomas,, puede provocar dolor, entumecimiento y debilidad muscular, progresando a parálisis en los casos más graves.

No obstante, la EMA advirtió que “la mayoría de las personas se recuperan por completo del trastorno”.

Con información de Télam.