En las últimas horas del martes, una joven de 24 años denunció que un remisero la secuestró, la drogó y luego la violó. Del terror que estaba viviendo, la víctima se tuvo que tirar del vehículo en movimiento para lograr escapar. Afortunadamente, el chofer fue detenido.

El hecho ocurrió cuando vecinos de Hurlingham encontraron a una joven desorientada que caminaba por la zona del cruce de la avenida Roca y Paso Morales, y rápidamente dieron aviso a la Policía. Luego arribar, los efectivos dieron cuenta de que la chica de 24 años presentaba lesiones que confirmó que eran por haberse arrojado de un auto en movimiento.

En el relato, la joven detalló que cerca de la medianoche pidió un remís en la aplicación DiDi para viajar hasta la casa de su novio en José C. Paz, y que tomó el viaje un Volkswagen Bora gris. La retiró y en el medio del trayecto, el hombre se desvió del recorrido y no solo la retuvo por la fuerza, sino que abusó de ella y la forzó a consumir drogas.

Además, la joven también contó que cuando abrió la puerta del auto que estaba en movimiento para tirarse y lograr escapar, el conductor de 28 años alcanzó a sacarle la ropa íntima, objeto que posterior al relato de chica fue encontrado en el vehículo del culpable.

La víctima de 24 años fue asistida por el Hospital Germani, donde los médicos confirmaron que presentaba sangrado en la zona genital y lesiones compatibles con un abuso sexual.

El culpable quedó detenido por el delito de “privación ilegal de la libertad coactiva y presunto abuso sexual”. El caso está bajo el fiscal a cargo, Fernando Marcelo Siquier Rodríguez de la UFI 8.