La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que un tercio de las mujeres del mundo son víctimas de violencia física o sexual, y advirtió que se trata de una situación que está empeorando por la pandemia de coronavirus.

Unos 736 millones de adolescentes y mujeres de 15 años o más sufrieron este tipo de agresiones, en su mayoría a manos de sus parejas, afirmó la OMS en un informe publicado un día después del Día Internacional de la Mujer.

La violencia contra las mujeres es endémica en todos los países y culturas, y perjudica a millones de mujeres y sus familias”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Tedros Adhanom Ghebreyesus. (AP)

Por su parte, la investigadora Claudia García Moreno, una de las coautoras del informe, afirmó que la pandemia, que obligó a cientos de millones de personas a recluirse y provocó una crisis económica mundial, está teniendo un impacto claramente negativo.

“Sabemos que la situación de muchas mujeres probablemente ha empeorado”, dijo García Moreno a la AFP, y señaló que 641 millones -el 26% de todas las mujeres de 15 años o más- fueron víctimas de la violencia por parte de sus parejas.

Asimismo, sostuvo que las mujeres que ya sufrían abusos se encontraron más aisladas y “continuamente en presencia de su pareja maltratadora” por las restricciones de movimiento debido a la pandemia, a lo que sumó las dificultades económicas y el estrés de tener los hijos en casa.

“Sabemos que algunos de estos factores que agravan la violencia doméstica están presentes”, dijo García Moreno.

El informe es el segundo de este tipo y se basa en datos relevados entre 2000 y 2018, aunque un cambio de metodología dificulta las comparaciones con un primer documento sobre el tema publicado en 2013.

Para la investigadora, lo que está claro “es que los índices (de violencia doméstica) son demasiado elevados y es necesario actuar con urgencia”.

El informe estimó que el 6% de todas las mujeres fueron agredidas sexualmente por alguien que no es su pareja, pero el tabú que rodea esta cuestión sugiere que la cifra real es mucho mayor.

Este tipo de abuso suele empezar muy pronto ya que una cuarta parte de las adolescentes de entre 15 y 19 años que tuvieron una relación sufrieron abusos físicos o sexuales por parte de su pareja.

“Esto es un motivo de preocupación porque la adolescencia y el inicio de la edad adulta son períodos importantes para la salud y el desarrollo y también para construir los cimientos de unas relaciones sanas”, afirmó García Moreno.