En respuesta a un artículo de Nature Communications que asegura que la vacuna anticovid Sputnik-V es “eficaz para neutralizar la variante Alfa (Reino Unido), pero no lo es tanto frente a la Beta (Sudáfrica)”, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) apuntó contra el estudio por “conflicto de interés” de uno de sus autores, y defendió su vacuna.

//Mirá también: COVID: la vacuna Sputnik V es eficaz contra la variante de Reino Unido, pero no tanto contra la de Sudáfrica

“Este artículo de Nature Communications, donde uno de los autores tiene un conflicto de interés debido a su trabajo como consultor para Pfizer/BioNtech, señala que la vacuna Sputnik V es muy eficiente contra todas las cepas con alguna reducción en la actividad neutralizadora de los sueros sobre la variante sudafricana”, expresa la aclaración que hizo llegar a Vía País el Fondo Ruso de Inversión Directa.

Y apunta a continuación contra la vacuna estadounidense de Pfizer: “El artículo muestra que Sputnik V parece más eficiente contra la cepa sudafricana, ya que su reducción de efectividad es menor que la de la vacuna Pfizer/BioNtech”.

El RDIF cita también un estudio del Instituto Gamaleya que se publicó en la revista internacional Vaccines, revisado por pares —aclara— en el que se demuestra que “Sputnik V posee títulos neutralizantes contra todas las mutaciones, incluidas las variantes sudafricana y delta”, incluso superiores a los de Pfizer.

Según este mismo estudio, “la disminución de la actividad neutralizadora del virus de Sputnik V frente a la variante sudafricana fue de solo 3,1 veces en comparación con 7,9 a 40 veces para la vacuna Pfizer”.

Por último, aclara: “El estudio de Vaccines se basó en un modelo de prueba real que contenía el coronavirus vivo SARS-Cov-2, no un virus sustituto de la estomatitis vesicular utilizado por los autores del estudio de Nature Communications. El estudio de Nature Communications no contiene datos sobre la eficacia de Sputnik V contra Delta, que actualmente es la variante dominante en el mundo, según la OMS”.

//Mirá también: Coronavirus: Rusia comenzó los ensayos para combinar las vacunas Sputnik V y AstraZeneca

El estudio que publicó Nature Communications, y que se conoció el lunes, postula que gracias a ensayos clínicos se probó que la Sputnik tiene una “eficacia declarada del 91,6%”, pero aclara que “variantes como la Alfa (Reino Unido) y la Beta (Sudáfrica) no estaban presentes en Rusia durante el período de prueba”.

Por eso, un equipo de investigadores usó virus recombinantes portadores de las mutaciones y concluyó que la Sputnik es “eficaz para neutralizar” la Alfa, pero “no es tan eficaz” contra la Beta.

Combinación de vacunas Sputnik con AstraZeneca

Mientras la llegada a Argentina del componente 2 de la Sputnik-V se demora, el Fondo de Inversión Directa de Rusia anunció esta semana que Rusia comenzó los ensayos para combinar el primer componente de su vacuna con el preparado de AstraZeneca.

/Mirá también: Vacunación: evaluarán si se puede combinar la primera dosis de Sputnik con una de AstraZeneca o Sinopharm

“El FIDR se congratula por la autorización del Ministerio de Sanidad de Rusia para realizar ensayos clínicos conjuntos en territorio ruso del empleo combinado del primer componente de la vacuna Sputnik V la vacuna producida por AstraZeneca”, publicaron el martes en su canal de Telegram, informó EFE.

Se prevé que los ensayos sobre esta combinación de vacunas abarquen, en las fases I y II, hasta marzo de 2022.

Según el Centro Gamaleya, desarrollador de la Sputnik V, una vacuna que utiliza distintos adenovirus humanos como vectores en sus dos componentes, el primero de ellos puede ser utilizado como un preparado monodosis, al que se le dio el nombre de Sputnik Light.

Los científicos rusos sostienen que el empleo de dos componentes distintos brinda una inmunidad más prolongada que las vacunas de dos dosis que utilizan un mismo vector.