Katie Ledecky es una de las grandes representantes del deporte estadounidense. Compartió clasificación con Delfina Pignatiello en los 1500 metros libres en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y se llevó el récord olímpico.

//Mirá también: Propuesta de casamiento en vivo: la esgrimista Belén Pérez Maurice fue sorprendida tras su eliminación en Tokio 2020

Nació el 17 de marzo de 1997 en Washington, capital de Estados Unidos. A los 15 años tuvo su primera aparición en los Juegos.

Viajó a Londres 2012 como la atleta más joven de su delegación y mostró su credencial ante el mundo. Se llevó la medalla de oro en los 800 metros, como si su edad no importara.

Katie Ledecky ganó una medalla de oro a los 15 años en los Juegos Olímpicos Londres 2012.(Washington Post)

//Mirá también: Juegos Olímpicos: superó a 25 rivales, ganó la medalla de oro en triatlón y se descompuso al pasar la meta

Su talento y su metro 80, sumado a su profesionalismo y dedicación, la colocaron a la altura de las grandes leyendas estadounidenses, como Michael Phelps.

Luego de Río 2016, Ledecky acumuló cinco medallas doradas y una de plata. Además, ostenta nueve títulos mundiales. Una absoluta bestia deportiva.

A los 24 años es licenciada en Psicología. Se recibió en la Universidad de Stanford luego de abandonar las competencias colegiales en 2018. Debido a la pandemia, aceleró sus estudios y los completó en 2020.

Katie Ledecky entrenó en la casa de un conocido antes de los Juegos Olímpico Tokio 2020.(TyC Sports)

Katie llegó a Tokio con una preparación atípica, como muchos atletas del mundo. Nadó en la pileta de la casa de Tod Spieker, ex nadador estadounidense. Con solo dos andariveles pudo realizar su puesta a punto con su compañera Simone Manuel.

Así y todo le alcanzó para romper el récord olímpico en los 1500 metros en Japón. Lo hizo incluso en la prueba clasificatoria, con un tiempo de 15 minutos, 35 segundos y 35 milésimas.

Katie Ledecky en los Juegos Olímpicos Tokio 2020

La nadadora se llevó la medalla de plata en los 400 metros libres.

Clasificó a la final de los 1500 metros y competirá también en 200, 400 y 800.

Es la gran favorita, así como fue en Río 2016.