Patricia Bullrich acusó al ex ministro Ginés González García de haber solicitado un “retorno” en lo que fue la negociación fallida con Pfizer. Por eso, anunció que la iba a denunciar. Lo mismo anunció Alberto Fernández. Ahora, por caso, la presidenta del PRO ratificó sus dichos, pero con una salvedad: dijo que “no le pidieron coimas” a la farmacéutica.

//Mirá también: Alberto Fernández y Cristina Kirchner, con el mismo abogado: Gregorio Dalbón lo asesorará en la denuncia a Patricia Bullrich

Las declaraciones de la ex responsable de la Seguridad Nacional durante la gestión de Mauricio Macri se dieron horas más tarde de que se genere un revuelo por lo que ella había dicho en otros medios de comunicación. Dato no menor: también Pfizer salió a desmentirla.

Patricia Bullrich ratificó sus dichos. Ignacio Blanco | Los Andes

Acá el Presidente debería analizar y hacerle juicio a quienes no firmaron un contrato que le significó a la Argentina no tener 14 millones de vacunas, que significan que faltan 8 millones para completar las vacunas para mayores de 60 años”, dijo Bullrich en comunicación con Radio Rivadavia.

Y siguió: “Tiene razón (Pfizer) porque a Pfizer no le pidieron coimas. A Pfizer le pidieron que para firmar el contrato tenía que haber una contraparte nacional. La matriz de la forma en que trabaja el kirchnerismo es esta. Yo te pongo un Cristóbal López, un Lázaro Báez, alguien que me garantiza a mí que voy a tener participación en esto”.

Lo que hace el ministro (Ginés González García) -explicó- es pedirle que participe una empresa. Este intermediario que yo vengo planteando hace tiempo y ahora el Presidente se puso bravito, pero lo vengo diciendo hace meses y no escucha... Si yo soy Presidente y tengo una crisis y el país cerrado, lo llamo al ministro de Salud todo los santos días para preguntarle por qué no se firma el contrato”.

Acto seguido, lanzó contra el oficialismo: “En ese momento, se pensó que con la AstraZeneca íbamos a ser Gardel y Le Pera. No lo fuimos. Porque la AstraZeneca se trabó, tuvo problemas e incumplimientos”.

Pfizer no llegó a un acuerdo con el Gobierno Nacional. (AP)Agencia AP

Segura de que “no tiene que defenderse de nada” frente a la advertencia de que será demandada, Bullrich dijo que “el Gobierno Nacional tiene que explicar por qué no se compraron vacunas. Yo no tengo ninguna estrategia judicial, voy a decir la verdad, que es que la vacuna no está”.

Además, aseguró tener las pruebas para justificar sus dichos: “Tengo toda la información necesaria, por eso le pedí al presidente que si quiere saber la verdad, no me acuse sino investigue a quienes no trajeron la vacuna. Que mire para dentro de su gobierno, ahí están los responsables”.

//Mirá también: Coronavirus: Pfizer, Moderna y Jonhson&Johnson prometieron donar 3500 millones de vacunas

“Cíteme (a Alberto Fernández). Yo voy hoy a la Casa de Gobierno y le explico para que usted ponga en vereda a todos los funcionarios que impidieron que hoy la Argentina tenga esas 14 millones de vacunas. En eso se tiene que concentrar el Presidente. No persiga a quien le dice la verdad. Vaya y busque. Y si le mintieron y él se dejó mentir y no se preocupó por la importancia de tener esas vacunas, él también es responsable”, afirmó.

Los argumentos y pruebas de Patricia Bullrich

La negociación entre el Gobierno Nacional y Pfizer por nuevas vacunas contra el coronavirus quedó trunca. Bullrich se muestra firme con su postura y aseguró que tiene “todos los datos y conversaciones” y que habló con “todas las personas necesarias para llegar a estas conclusiones”.

Gregorio Dalbón representará a Alberto Fernández en su denuncia contra Patricia Bullrich. (Archivo/DyN).

Y agregó: “Tengo todo armado en un cronograma de por qué sucedieron las cosas”. Lo que ella planteó es que “había una posibilidad de compra adelantada de la vacuna, que no tenía ningún país y en ese momento estábamos en la punta de la ciencia”.

Además, se refirió a que primero las gestiones entre la empresa y el Gobierno “nos ponían en la vanguardia de los países”, pero que luego comenzó a “entrar en una zona oscura y cada vez menos comprensible”.

“Pfizer no estaba pidiendo un cambio en la ley, solo estaba pidiendo un seguro de caución, lo mismo que le pidió a cualquiera de los más de 80 países que están utilizando esta vacuna”, explicó.

Ahí se comienzan a dar una serie de excusas. La realidad es que Ginés González García exige que exista una contraparte argentina siendo bastante contradictorio porque Pfizer argentina existe hace muchos años”, lanzó Patricia, quien dijo que las explicaciones que dieron las autoridades nacionales de lo que ocurrió fueron siempre “vergonzosas”.