La novela se terminó, finalmente Alejandro “Papu” Gómez ya es jugador del Sevilla. Era figura y capitán del Atalanta, pero un problema que el mismo delantero prometió revelar al alejarse del club lo excluyó del plantel principal en los últimos meses. Finalmente el jugador de la Selección Argentina jugará en el club español hasta 2024.

“El Sevilla FC y la Atalanta BC han llegado a un acuerdo para el traspaso del mediapunta argentino Alejandro Darío Gómez Villaverde, conocido futbolísticamente como el Papu Gómez”, afirmó el Sevilla en un comunicado.

El argentino, que en febrero cumplirá 33 años, “firma hasta el 30 de junio de 2024”, añadió el club sevillista.

La entidad andaluza no precisa el monto de la operación, pero, según la prensa local, el Sevilla pagará entre 5,5 y 8 millones de euros (6,6 y 9,7 millones de dólares), según variables.

El centrocampista era una pieza deseada por el técnico del Sevilla, Julen Lopetegui, que ve al argentino ideal para hacer las tareas que cumplía su compatriota Ever Banega, uniendo el centro del campo con el ataque.

“Gómez ha jugado más de 250 partidos con el club bergamasco, marcando un total de 59 dianas y dando hasta 71 asistencias de gol a sus compañeros”, recordó este martes el Sevilla.

El ‘Papu’ Gómez recala en el equipo de Nervión tras unos últimos meses difíciles en el Atalanta, enfrentado a su técnico Gian Piero Gasperini.

En la mañana de este martes, el centrocampista argentino ya avanzaba su despedida en unas declaraciones a la cadena Sky Sport en las que afirmaba estar a la vez “triste y contento”.

“Es una mezcla de sentimientos después de tantos años en esta ciudad”, dijo el ‘Papu’, que llegó en 2014 al Atalanta, donde contribuyó ampliamente a grandes resultados del equipo en Italia y también en Liga de Campeones (cuartos de final la pasada temporada).

Varios clubes italianos estaban interesados en este jugador técnico, que ha destacado por sus asistencias y su remate, pero el Atalanta no quería reforzar a un rival directo por las plazas europeas, por lo que se decantó por la opción sevillista.