El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, llamó para una reunión este domingo a representantes de las jurisdicciones que adelantaron que no acatarán el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que prorrogó el presidente Alberto Fernández para suspender las clases presenciales hasta el 21 de mayo por la segunda ola de coronavirus.

//Mirá también: Nicolás Trotta criticó las protestas por la presencialidad de las clases y anunció reuniones

Nicolas Trotta ministro de educación \nfotos Federico Lopez Claro

La convocatoria será a las 16 horas y tiene como finalidad “analizar estrategias de continuidad pedagógica de las/os estudiantes de las localidades en las que rige la suspensión de la presencialidad por el alerta epidemiológica”.

El funcionario nacional indicó que citó a sus pares de los distritos que se encuentran en situación más crítica por el golpe de la segunda ola del coronavirus, considerada por la Casa Rosada como alerta epidemiológica, y que por ello deben cerrar las aulas.

Se trata de la Ciudad de Buenos Aires y de las provincias de Buenos Aires, Mendoza, y Santa Fe. Pero solamente el gobierno bonaerense de Axel Kicillof respetará la suspensión de clases presenciales, tal como lo dispuso el DNU del presidente Fernández.

//Mirá también: Desde la Ciudad ratificaron la intención de mantener las clases presenciales ante la Corte

Trotta dijo que el objetivo es que “los chicos en estos lugares de alta complejidad epidemiológica puedan seguir yendo a la escuela, no a clases presenciales, pero sí a encuentros individuales con los maestros y los profesores”. “Eso es parte de lo que quiero conversar y acordar mañana con los cuatro ministros y es parte de lo que vamos a trabajar el día martes con las 24 jurisdicciones educativas porque tenemos que ser conscientes que la complejidad, si no tomamos las medidas correctas, se puede expandir a otros lugares del país”, declaró el ministro a “TN”.

Los que apoyan la educación presencial

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó el viernes un nuevo esquema para darle continuidad a la presencialidad en las escuelas, mientras aguarda la respuesta de la Corte Suprema Justicia sobre el reclamo que elevó para impedir el cierre de las aulas.

Horacio Rodriguez Larreta Conferencia de prensa del gobierno de la ciudad. Foto Federico Lopez Claro

En Santa Fe el gobernador peronista Omar Perotti tampoco interrumpirá la concurrencia de los alumnos a las escuelas. La ministra de Educación, Adriana Cantero, indicó que la idea es sostener esa modalidad “por el momento”.

Cantero aseguró que están “sosteniendo una presencialidad cuidada, muy monitoreada” y explicó que “por ahora el día a día nos arroja indicadores que todavía son manejables para nosotros, estamos atentos a lo que las autoridades sanitarias establezcan”.

Adriana Cantero por Santa Fé\u002E (Archivo)

”Por el momento lo vamos a sostener”, añadió la funcionaria en diálogo con radio Eme de Santa Fe, y luego advirtió sobre “la necesidad de seguir cuidando las escuelas”.

El gobernador de Mendoza, el radical Rodolfo Suárez, también se resiste al cierre de las escuelas. “En Mendoza somos defensores de la presencialidad educativa, herramienta de equidad social indispensable, particularmente para los grupos más vulnerables”, dijo.

Rodolfo Suárez, gobernador de Mendoza.

En la previa de la reunión, el ministro Trotta reiteró que su “mandato y voluntad” es “desplegar nuevas acciones y recursos para garantizar el derecho a la educación y el fortalecimiento de las trayectorias educativas de las y los estudiantes como lo venimos haciendo desde el inicio de la pandemia”. Y agregó: “En esta situación excepcional queremos poner la mirada especialmente en las trayectorias educativas de estudiantes con discapacidad asegurándoles los apoyos y recursos que requieran; y en aquellos/as con trayectorias discontinuas, truncas o que necesiten promoción acompañada”.

El ministro de Educación también anticipó que el próximo martes se realizará una nueva asamblea del Consejo Federal de Educación, para “continuar los acuerdos federales construidos y avanzar en el trabajo mancomunado sobre nuevos desafíos”.

Se encuentran en alerta epidemiológico los municipios bonaerenses de Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Brandsen, Campana, Cañuelas, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Exaltación de la Cruz, Ezeiza, Florencio Varela, General Las Heras, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Luján, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno, Morón, Pilar, Presidente Perón, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Tigre, Tres de Febrero, Vicente López, Zárate, General Pueyrredón (Mar del Plata) y Bahía Blanca.

En la misma categoría está toda la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sin ninguna excepción ni distinciones entre comunas o barrios, y también la ciudad de Mendoza, Godoy Cruz, Guaymallén, Las Heras, Luján de Cuyo y Maipú (provincia de Mendoza) y las ciudades de Rosario y San Lorenzo de la provincia de Santa Fe.