El Ministro de Educación de la provincia, Juan Pablo Lichtmajer confirmó que en Tucumán continuarán las clases presenciales pese al aumento de los casos de coronavirus.

“Ayudamos a cuidar la salud y la vida sabiendo que la escuela es parte de la vida. Porque además de la patología respiratoria, hay otras dolencias sociales que acompañan la pandemia: el incremento de la pobreza, porque se vio afectada la economía; la violencia doméstica; la seguridad alimentaria y me refiero a derechos. No podemos perder de vista a los chicos durante 3 o 4 meses”, dijo Lichtmajer.

Se mantiene la presencialidad. Tucumán viene trabajando con un esquema planificado, que fue presentado en febrero, de retorno seguro. Inclusive se presentó un manual. Debo reconocer y agradecer el trabajo de supervisoras, directoras, familias y alumnos que cumplen con el protocolo en las escuelas. Naturalmente hemos tomado medidas: al ser dual disminuye la circulación. Acá la escuela cumple la función intransferible que tiene que ver con la propia salud de los alumnos y con su desarrollo como personas. Esta es una situación epidemiológica que se ve con los expertos, es decir con salud”, aseveró el ministro.

Agregó además que, “hay una decisión muy importante del Presidente que tienen que ver con priorizar a la docencia en la vacunación. Eso hace que Tucumán esté hoy en el 31% (Y la semana que viene vamos a llegar al 35%)  de los docentes. Es lo que estaba tal cual previsto en la campaña de vacunación. Cuando completemos la segunda dosis vamos a anunciar como sigue la segunda etapa”.

Por otro lado se refirió al cumplimiento de obras edilicias. “Me dicen que hay que trabajar en la mejora de aspectos edilicios. Claro que estamos de acuerdo. Doy el ejemplo de la Escuela Secundaria Los Aguirre, una obra refaccionada a nuevo. No había clases porque había obras y ahora puede volver la presencialidad. Hay veces que cuando se hace la obra no se puede tener la presencialidad porque sería un riesgo”, comunicó y agregó: “Estas son las cosas que se conversan: aspectos que hacen al bienestar de la docencia y de las que nosotros somos receptivos”.

Además, se refirió a las solicitudes que le realizaron desde la Legislatura de Tucumán. “Primero hay una comisión de la Legislatura en la cual con cuatro votos (dos votos del Jaldismo, uno del Bussismo y uno de Cambiemos) hay una propuesta que va a ser llevada al cuerpo para que el órgano decida una probable interpelación. Allí estaremos para dar, como hacemos ante ustedes, ante la gente y en cada una de las escuelas, las respuestas que tenga que dar. Yo no dejo lugar para la especulación política en lo que tiene que ver con cuestiones educativas. Nuestras prioridades son: las vacunas, el funcionamiento de las burbujas y la presencialidad cuidada. También andar todo el día en el territorio. A aspectos que tienen una connotación más política se los tratarán de ese modo y se responderá como dicta la constitución, pero nada nos va a desviar de la gestión que en este momento es fundamental”, aseveró.

Para finalizar señaló: “Creo que lo que no hay que hacer es politizar la educación que es un bien superior y donde hay un enorme consenso. Esto fue lo que se manifestó en el Consejo Federal de Educación, donde ministros de gobernaciones de distintos signos hemos acordado. Creo que eso habla de que no se politiza un tema como la educación y menos en un contexto como el actual. Me parece que hay que tratarla como un bien público. La educación es algo que hace al bienestar de la sociedad misma”.