La Cancillería le pidió al embajador argentino en Nicaragua, Mateo Capitanich, que vuelva al país en una una acción diplomática en conjunto con México.

//Mirá también: Amnistía Internacional criticó a Argentina por no condenar las detenciones arbitrarias en Nicaragua

Luego de que Argentina se abstuviera en la resolución de condena de la OEA ante la ola de arrestos de dirigentes opositores en Nicaragua, el Gobierno da un giro en la relación bilateral y llamó a consulta a su embajador en Managua, Mateo Daniel Capitanich.

Así, el jefe de la sede diplomática deberá volver a Buenos Aires “con el objetivo de realizar consultas sobre las preocupantes acciones políticas-legales realizadas por el gobierno nicaragüense en los últimos días que pusieron en riesgo la integridad y libertad de diversas figuras de la oposición (incluidos precandidatos presidenciales), activistas y empresarios nicaragüenses”.

Comunicado de Cancillería para NicaraguaTN | TN

En un comunicado, la Cancillería afirma que ambos países “se mantendrán atentos a la evolución de los acontecimientos relacionados con la hermana República de Nicaragua y seguirán promoviendo inequívocamente el pleno respeto y promoción de los derechos humanos, las libertades civiles, políticas y de expresión de toda persona, con independencia de su nacionalidad y/o profesión”.

//Mirá también: Sergio Massa condenó la postura de Argentina sobre Nicaragua: “No podemos tolerar presos políticos en la región”

Reafirman también la postura de la Argentina y México a contribuir “constructivamente en la promoción del diálogo para que sean las y los propios nicaragüenses quienes superen esta situación por la vía pacífica”.