Pasó casi un año y medio desde que Mirtha Legrand le cedió su lugar a su nieta, Juana Viale, como anfitriona en La Noche de Mirtha. Pero finalmente, y tras una larga espera, este sábado la “Chiqui” volvió a las pantallas.

//Mirá también: Juana Viale fue dura contra Alberto Fernández en La noche de Mirtha: “Póngase los pantalones”

Muchas gracias, qué emoción, no me quiero emocionar, me van a hacer llorar”, fueron las primeras palabras de la “Chiqui” en su regreso. “Tanto me querían, que vuelva a la televisión, acá estoy. Me tengo que acordar de todo. Muchos nervios”, agregó Mirtha.

“Qué rara me siento, pero feliz, feliz y contenta. ¿Saben cuántos días estuve encerrada? 300 días, sí señor, sin salir de mi casa, ni al balcón. Eso te altera, no te hace bien, no hace bien al cerebro”, reveló la conductora.

“Yo soy grande, señores, soy una señora muy mayor, pero soy vital, me gusta la vida, me gustan mis amigos, disfrutar de la vida. Y estaba tan mal que llamé a un neurólogo. Y le digo: doctor, quiero volver a ser la de antes. ¿Saben qué me dijo? ‘Trabaje, trabaje, trabaje...’. Es la mejor terapia”, agregó.

Minutos antes Juana Viale, de forma virtual, le envió un saludo: “Hola abuelita linda, ¿cómo estás? ¿Qué nervios, no? Volver a tele después de un año y medio, lo primero que me nace decirte es gracias, gracias por estar ahí hoy, no era lo pensado. Sé que lo vas a disfrutar y sé que tenés nervios y hasta mucho miedo, pero sos una profesional de raza y vas a salir y brillar como sabés hacerlo hace tantísimos años”, dijo la actriz.