La Policía de Ecuador asumió el control de una cárcel de la ciudad de Guayaquil tras un motín desatado el martes dejó al menos 118 presos muertos, seis de ellos decapitados, y 86 heridos, informaron el jueves la autoridades.

//Mirá también: Motines en cárceles de Ecuador: al menos 18 presos muertos y decenas de policías heridos

“Todo está tranquilo, ellos (los reclusos) están en las celdas. No es que los pabellones están tomados por ellos”, expresó la comandante de la Policía, general Tannya Varela, en declaraciones a la prensa en la penitenciaría luego de un operativo con la intervención de 900 agentes.

El enfrentamiento entre bandas dejó a 116 personas muertas.

Lo que se estima es que el enfrentamiento se dio entre bandas criminales con el objetivo de hacerse del control de esta cárcel de Guayaquil.

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, dispuso el miércoles al sistema penitenciario en estado de excepción y además se comprometió a “controlar la emergencia, garantizando los derechos humanos” de los carceleros.

Además, las autoridades no descartan que los carcelarios podrían estar asociados a carteles del narcotráfico.

Según lo informado por el comandante de la Policía de la Zona 8 que tiene sede en Guayaquil, Fausto Buenaño, cuando las unidades tácticas ingresaron a la cárcel encontraron cinco cuerpos en los primeros cuatro pabellones. Ya en el quinto pabellón encontraron 19 cuerpos. Allí fue donde se concentró el enfrentamiento. Y a posteriori siguieron encontrando más muertos.

La cifra final se elevó a 118 muertos y aún un número indeterminado de heridos ,y según Buenaño, “la policía evitó más muertes”, al intervenir.

El discurso emitido por el presidente Lasso desde Guayaquil dispuso el estado de excepción por 60 días, lo que implica que los reos tienen suspendidos sus derechos de libertad de asociación así como también de reunión.

En Twitter, Lasso explicó: “Vamos a coordinar las acciones necesarias que controlen la emergencia, garantizando los derechos humanos de todos los involucrados”.

La salida de vehículos de medicinal legal retirando los cuerpos de reos fallecidos.

Los primeros informes

Apenas se supo la noticia, los primeros informes hablaban de 30 personas muertas y 47 heridas. Sin embargo, el Servicio de Atención Integral para Personas Privadas de Libertad (SNAI) luego había informado “más de 100 muertos” y 52 heridos.

Todos estos datos se iban actualizando debido a que todavía quedaban cuerpos por recuperar. El informe inicial hablaba de 30 víctimas fatales, de las cuales fueron decapitadas al menos cinco de ellas.

El origen de la masacre

El motín se habría originado a partir de la pelea entre grupos organizados de bandas dentro de la penitenciaría. El mismo comenzó con disparos de armas, explosiones y fuego en varios pabellones.

Rápidamente, las autoridades activaros los protocolos de seguridad y dispusieron evacuar al personal administrativo de la penitenciaría.

Los medios de comunicación locales se hicieron eco de que el origen de los enfrentamientos se dio tras el festejo de cumpleaños de un líder de Los Choneros, una de las bandas de la cárcel, y el mensaje que decía que “ellos controlaban” el penal.

A partir de allí se produjo el ataque de Los Lagartos y Los Tiguerones, otros dos de los grupos internos.

Inmediatamente, y tras los primeros disparos, unos 400 uniformados entraron a la prisión y luego de tres horas lograron retomar el control de la cárcel.

Orden restablecido

Pablo Arosemena, gobernador en la provincia de Guayas, detalló que “unidades de orden táctico” lograron restablecer el orden en la cárcel del Litoral.

La policía, una vez que pudo ingresar a la prisión y hacerse con el control de la misma, logró registrar con detalle cada uno de los pabellones. Esta tarea la realizó junto al Servicio Nacional de Atención Integral a Personal Adultas privadas de libertad y Adolescentes Infractores (SNAI).

También se supo que los reos se enfrentaron con armas blancas, explosiones e incluso armas de fuego.

Pero esto mismo no es algo nuevo, ya que estos conflictos tuvieron lugar en varias oportunidades ya, dejando centenas personas muertas en los que va de este 2021.

Debate sobre las debilidades de los organismos penitenciarios

En febrero pasado se produjo un amotinamiento en cuatro centros carcelarios al mismo tiempo. Esto dejó unos 80 muertos y más de 20 heridos.

A partir de allí se generó un importante debate acerca de las supuestas debilidades de los organismos penitenciarios en Ecuador, en pos de tener que controlar a los presos.

También, el 22 de julio de este mismo año, 18 presos fallecieron y gran cantidad de policías fueron heridos luego de que se registraran motines en simultáneo en dos cárceles ecuatorianas.

Y si a más antecedentes se debe hacer referencia, en septiembre de 2020, una prisión fue atacada con drones desde el exterior de la misma, donde se produjeron tres explosiones que terminaron afectando la estructura del techo. La cárcel en cuestión está ubicada en la provincia de Guayas.