El alcalde de Quito, la capital ecuatoriana, Jorge Yunda, había sido removido de su cargo acusado de corrupción pero la Justicia decidió reponerlo en el rol.

//Mirá también: Guillermo Lasso derrotó al correista Andrés Arauz y es el nuevo presidente de Ecuador

Desde entonces, los ánimos se mantienen caldeados en la ciudad y quedó en evidencia este martes, cuando en el marco de un acto por el aniversario del Primer Grito de Independencia, el concejal Fernando Morales agredió a Yunda en pleno discurso.

“Como Patria, este 10 de agosto es el motivo para recordar cómo se ofrendaba la vida para que nosotros podamos tener la libertad”, sostenía el alcalde, cuando el edil del bloque La Concertación, lo interrumpió, arrojándole un vaso de agua. “Sinvergüenza, renuncia. Ten decencia, sinvergüenza. Quito no merece lo que están haciendo, tú y tu familia. Familia de pillos. Debes renunciar”, vociferó ante la sorpresa de los presentes.

Tras lo sucedido, el alcalde manifestó: “Son las amenazas que siempre tenemos: la violencia, el ataque; ya no tienen respuestas, ya no tienen razones. A eso nos enfrentamos”. Y agregó: “Cuando se acaban las razones y el sentido común, vienen los ataques hasta de índole físico. Yo le quisiera ver al señor (Morales) si es que lo puede hacer en forma personal conmigo, pero lo hace aupado de una traición, lo hace justamente por las espaldas”.

“Agua para purificar”

Mediante su cuenta de Twitter, Morales justificó su reacción: “Lanzarle agua al doctor Yunda es lo mínimo que podía haber hecho en función de tanto irrespeto a los quiteños. Todos los días nos escupe a los ciudadanos, todos los días se burla de los quiteños. Todos los días los recursos son dirigidos inadeduadamente. Un entorno familiar haciendo y deshaciendo a su antojo los contratos”, dijo.

Y sostuvo: “Lo que hemos hecho en el día de hoy es lo que todo quiteño, hombre o mujer de bien, hubiera hecho: lanzarle agua para purificar al Consejo Metropolitano”.

A su vez, en diálogo con medios locales, subrayó: “Debe retirarse, debe renunciar porque lo más probable es que vaya preso por todos los actos que ha cometido. He hecho lo que cualquier quiteño hubiera hecho: su familia dirigiendo el municipio, su familia feriándose los recursos. El agua es una muestra de pureza, de limpieza: el municipio de Quito debe ser limpiado de manera inmediata”.

//Mirá también: Alberto Fernández felicitó al presidente electo Guillermo Lasso

Yunda está al mando del municipio desde mayo de 2019. En medio de la pandemia, su Gobierno fue acusado de irregularidades en la compra de pruebas PCR. El caso derivó en la renuncia del secretario de Salud, actualmente prófugo, y una serie de allanamientos que el 16 de febrero de 2021 terminó con una denuncia penal contra Yunda.