Tras el anuncio realizado este miércoles por el presidente Alberto Fernández, en el cual decretó la suspensión de clases presenciales por dos semanas para intentar contener la segunda ola de contagios, en el marco de la pandemia de coronavirus, este jueves se encendieron las alarmas en la Ciudad de Buenos Aires por la medida impuesta por el jefe de Estado.

// Mirá también: Una por una, cuáles son las medidas restrictivas que anunció Alberto Fernández

Alberto confirmó que los shoppings estarán cerrados en el AMBA (Presidencia).

En este marco, el expresidente Mauricio Macri manifestó, a través de su cuenta de Twitter, que “no hay dudas de que las escuelas debes seguir abiertas” y demostró su apoyo a la Ciudad “para que actúe haciendo respetar su constitución y su autonomía”.

“La improvisación e ineptitud, también en el manejo de la pandemia, han generado angustia y enojo en los argentinos”, arremetió Macri contra el Gobierno nacional y sus gestiones en torno a la pandemia de Covid-19.

// Mirá también: Opositores critican al ministro Trotta por la suspensión de las clases presenciales

No obstante, durante la mañana de este jueves, el presidente volvió a defender su decisión de cerrar las escuelas y colegios durante dos semanas por el riesgo de contagios de coronavirus que hay en los establecimientos educativos.

“Los chicos juegan entre sí cambiándose los barbijos”, argumentó su medida el jefe de Estado, durante la entrevista que brindó este jueves a Radio 10. y admitió que el mismo tuvo discusiones dentro de su equipo porque el ministro de Educación creía que había que tratar de insistir un poco más con las clases presenciales. Pero las clases presenciales no son las clases presenciales solamente”, reconoció Fernández.

Y agregó: “Hay que ir a un colegio primario y ver en el horario de salida de los chicos como las madres se agolpan frente a las puertas, ver como de ese modo el contagio puede hacerse más fácil, ver como los chicos juegan entre sí cambiándose los barbijos”.

Horas más tarde, el expresidente volvió a usar su cuenta de Twitter para volver a arremeter contra las decisiones del Gobierno y le pidió su colaboración a los intendentes de la Provincia de Buenos Aires.

“Los intendentes de PBA tienen la oportunidad de imponer su liderazgo para que las pocas escuelas que están abiertas continúen así. Es fundamental preservar el vínculo entre los alumnos y la escuela y no apoyar fallidas decisiones improvisadas, basadas en la intuición o el miedo”, sentenció.