Los fiscales que investigan la muerte de Diego Armando Maradona, ocurrida el 25 de noviembre pasado en un country del partido bonaerense de Tigre, citaron este miércoles a declaración indagatoria a los siete profesionales de la salud imputados en la causa por “homicidio simple con dolo eventual” y solicitaron que se les prohíba su salida del país.

//Mirá también: Se presentó la conclusión de la Junta Médica por la muerte de Diego Maradona

Las indagatorias con la imputación agravada comenzarán a tomarse desde el próximo 31 de mayo y el orden de citación de los acusados es el siguiente: el enfermero Ricardo Omar Almirón (37); Dahiana Gisela Madrid (36); el coordinador de los enfermeros, Mariano Perroni (40); la médica que coordinaba la internación domiciliaria para la prepaga Swiss Medical, Nancy Forlini (52); el psicólogo Carlos Ángel “Charly” Díaz (29), la psiquiatra Agustina Cosachov (35) y el neurocirujano Leopoldo Luque (39).

Leopoldo Luque (AP/Marcos Brindicci/Archivo)

Los fiscales agravaron la acusación contra los imputados, que ahora quedó caratulada como “homicidio simple con dolo eventual” y tiene una pena, en el caso de ser encontrados culpables, que podría ir entre los 8 y 25 años de prisión, en contra de los 1 a 5 años de cárcel que se estipulaban con la carátula anterior.

“Con esta nueva imputación, después de la indagatoria, se podría pedir la prisión preventiva”, explicaron a Clarín fuentes del caso.

La resolución de la Junta Médica

El informe de la junta médica que responsabilizó por la muerte de Diego Armando Maradona al equipo médico tratante se incorporó de manera formal al expediente y fue uno de los abogados querellantes el que anunció que, a partir de sus conclusiones, iba a pedir el cambio de carátula a “abandono de persona y homicidio con dolo eventual”.

// Mirá también: La Junta Médica aseguró que la atención a Maradona fue “inadecuada, deficiente y temeraria”

Según el informe, “Diego Armando Maradona no presentó correctos controles y asistencia por parte médico-asistenciales, de enfermería y acompañantes terapéuticos ni en tiempo ni en forma, según dictan las normativas de las buenas prácticas”.

La casa de Tigre donde se había instalado Maradona tras su operación en la cabeza por un hematoma subdural (Archivo) Foto: Clarín

Por otro lado, no descartaron que la medicación que recibía por sus adicciones pudo haber influido “en el desenlace fatal”. Asimismo, señalaron que es probable que el 10 “hubiera tenido chances de vida aumentada de haber sido internado en una institución de salud polivalente”.

Con expresiones algo más duras, afirmaron que a Maradona lo “abandonaron a su suerte”, fueron “absolutamente indiferentes” y no modificaron sus “conductas y plan médico/asistencial trazado”.

El trabajo de los especialistas estuvo concentrado en 24 puntos indicados por los investigadores, con el objetivo de determinar si existieron irregularidades en la atención médica que recibió el astro del fútbol antes de morir.