Susana Giménez fue otra de las celebridades que se sumó a despedir a Diego Armando Maradona. La diva, en diálogo con Telefé, habló sobre su relación con el ídolo, a quien entrevistó en numerosas oportunidades, y fiel a su estilo se mostró dolida pero dura a la vez.

“El mundo entero está llorando y me emociona mucho ver a la gente, a la policía que está cuidando la puerta del club llorando. Eso provocaba Diego, que era un ser excepcional. Cuando estaba bien. Yo no entiendo cómo no pudo curarse de sus adicciones siendo la persona más famosa del mundo”, dijo la diva en diálogo con Germán Paoloski.

Y agregó: “Tenía gestos maravillosos cuando todavía estaba bien. Era amable, gracioso. No sé cómo no pudimos salvarlo. Digo pudimos porque me refiero a los argentinos. ¿Por qué? ¿Por qué no dormirlo hasta que se le pase la adicción? Esa cosa que tenía, que ahora no era la droga. Era el alcohol. Me dijeron que se tomaba como tres botellas…”.

Susana Giménez y Diego Armando MaradonaGentileza

Susana se mostró claramente molesta por el fallecimiento del Diego y culpó a los excesos: “A veces siento que somos todos un poco culpables por no haberlo ayudado, pero no se dejaba ayudar. Cuando pasan estas cosas digo ‘¿por qué no la disfrutan?’. A la única persona que no hay que perdonar es al que le dio a probar por primera vez la droga”, dijo.

“Ya sé que todos tenemos que morirnos pero era muy joven y él hizo todo lo posible para morirse, yo creo. Porque él tenía que saber cuando se despertaba lo que había sufrido y seguía, y seguía. Era muy raro. También el ego debe sufrir porque los años pasan y dejó de ser el número uno en la cancha y eso le debe haber dolido y llevado a todo esto. Pero empezó mucho antes, cuando era una liebre en la cancha”, opinó.

Y concluyó: “Es muy joven a los 60 años pero 60 muy vividos, mal vividos. Es una pena. Al primero que le hizo probar esa basura que termina con el mundo, un día lo vamos a conocer para romperle la cara. Porque no hay derecho a lo que hizo”.