Atlético de Madrid dependía de sí mismo. El equipo de Diego Simeone levantó el trofeo de La Liga sin importar otro resultado, por su enorme triunfo ante Valladolid.

//Mirá también: Messi habló sobre lo “difícil” que es ser él, su sufrimiento por lo que pasa en Argentina y otras intimidades

Su vecino Real Madrid derrotó al Villarreal pero no le alcanzó para igualar al “Colchonero”.

A los 17 minutos del primer tiempo, un contragolpe letal dejó a Óscar Piano mano a mano frente a Jan Oblak y colocó su disparo lejos del arquero.

Luego del tiro de esquina a favor del “Colchonero”, la velocidad y la perfecta ejecución de Valladolid dejó sin oportunidad a Oblak para marcar el 1-0.

El primer tiempo dejó al Atleti con un notorio nerviosismo y con un sorprendente nivel de los locales, que no gana por La Liga desde el 6 de marzo.

Estuvo muy errático hacia el arco rival e impreciso con la toma de decisiones previas al área. El equipo del “Cholo” solo acertó un tiro de seis intentos dentro de los tres palos.

La quietud y la incertidumbre se rompió a los 56 minutos cuando la gambeta criolla de Ángel Correa destrabó al Atleti.

Empató el juego y desató el grito sostenido de todos los que querían volver a ver al “Colchonero” campeón.

Luis Suárez aprovechó uno de los pocos errores del Valladolid y corrió hacia el arco en soledad desde mitad de la cancha a los 67 minutos.

Definió bajo al primer palo y puso el 2-1 para el Atlético, y logró título liguero que no conseguía desde la temporada 2013/14.

//Mirá también: Messi: su infancia en Rosario, la relación con Antonela y sus hijos, y su amistad con los Formica

La actitud latina de los dirigidos por Simeone pudo revertir un partido demasiado complejo. Cerraron el juego y firmaron el 2-1 final que los dejó como líderes de La Liga y merecidos campeones.

Las estadísticas del Real Valladolid - Atlético de Madrid