A Karina Moyano, hija de Hugo Moyano, le encontraron 600 mil pesos y 434 mil dólares durante un allanamiento. Ese dinero no pudo ser justificado y tras un fallo de la Cámara de La Plata, fue intimada a dejárselo a la justicia.

//Mirá también: Alberto Fernández: “Necesitamos un empresariado que arriesgue, gane y reinvierta”

Sin embargo, la menor de las hijas del líder sindicalista se rehúsa a poner el dinero en manos de la Justicia. El importe fue secuestrado a principio de año durante un allanamiento en el marco de una causa de narcolavado de dinero iniciada en 2018 por la Justicia Federal de Lomas de Zamora.

La justificación de Karina Moyano con respecto al efectivo presente en su domicilio se la atribuyó a una “donación” de parte de uno de sus hermanos (no dijo cuál) y del abogado Daniel Llermanos, el abogado que tenía en aquel momento.

Hugo Moyano, junto a sus hijos Facundo (izquierda) y Karina (derecha).Captura

Si bien la hija del presidente de Independiente no tiene su nombre inscripto en la causa, el juzgado armó una paralela por presunto blanqueo de fondos y evasión, teniendo en cuenta que se niega a devolver el dinero y aún no pudo justificarlo con pruebas.

Cabe aclarar que el dinero le fue devuelto en medio de la feria judicial de verano gracias al accionar del Juez Federico Villena. Sobreseyó a Karina Moyano a pesar de que la causa estaba delegada en la fiscalía de PROCUNAR.

Esta semana, la Cámara Federal de La Plata, confirmó la decisión del juez Juan Pablo Auge quien anuló la decisión de Villena que en plena feria judicial y subrogando su juzgado, le reintegró el dinero a la hija de Moyano bajo investigación.

//Mirá también: Dieron el alta definitiva al diputado Miguel Arias baleado la semana pasada

La denuncia contra el Juez que le devolvió el dinero

Las irregularidades en el proceder de Federico Villena derivaron en una denuncia ante el Consejo de la Magistratura por los fiscales intervinientes en la investigación.

La denuncia se basa en que el magristrado “habilitó la feria sin existir ninguna de las causales normadas” en el Código Procesal y el Reglamento para la Justicia Nacional “y le imprimió el veloz trámite de tres días a dos pedidos que no se fundan en una sola razón de urgencia”, fijándoles un plazo de 24 horas para responder una vista, plazo que no fue respetado según ambos fiscales en el escrito.

Por otro lado, denunciaron que se el sobreseimiento de Karina Moyano fue “sin conocer las constancias del expediente, sin tener a su cargo la investigación y sin ser el juez natural del caso”.