Alberto Samid publicó una serie de comentarios antisemitas contra los empresarios Hugo Sigman, Marcos Galperín y Gustavo Grobocopatel. En primer lugar se refirió a Sigman, sobre quien escribió: “Este moishe no tiene límite. ¡No se cansa de robarnos! ¿Cuándo vamos a ir a Garín a bloquearle el laboratorio ese?”. El mensaje hacía referencia al laboratorio, propiedad de Sigman, que participa en la producción de la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus.

//Mirá también: Samid envío sus condolencias a la familia de Mauro Viale

Luego, apuntó a Galperín y Grobocopatel, también de origen judío: “Estos paisanos son todos iguales. Los dos primeros hicieron la guita acá y se fueron a vivir a Uruguay. La otra rata le da nuestras vacunas a los gringos”.

El tuit estaba acompañado por una foto de los tres hombres. De inmediato, la comunidad judía manifestó su indignación al respecto, mientras que la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) adelantó que podría denunciarlo por antisemitismo.

De ser así, no se trataría de la primera vez que el organismo actúe de tal manera contra Samid. El año pasado, más precisamente en octubre, lo denunció por mensajes similares contra, también, Galperín y Grobocopatel.

“Marcos Galperín y Gustavo Grobocopatel se hicieron ricos en la Argentina y ahora, de millonarios, se van a vivir y a pagar impuestos a Uruguay. ¿Qué tienen en común? Entre los ganadores que acierten qué tienen en común, vamos a sortear un lechón”, había expresado en esa ocasión el empresario.

La DAIA había enfatizado que en estos casos “las redes sociales también tienen que actuar de oficio”. Así como lo hace Samid, cientos de cuenta replican este tipo de mensajes en la web.

Facebook - que también controla Instagram - como Twitter habían anunciado que eliminarían aquellas publicaciones que nieguen el Holocausto “por violar su política contra conductas de incitación al odio como todas aquellas expresiones antisemitas o discriminatorias”.

//Mirá también: Condenaron a Alberto Samid a cuatro años de prisión efectiva

Cabe mencionar que Alberto Samid cumple arresto domiciliario tras haber sido condenado en 2019 a cuatro años de prisión por asociación ilícita, por el Tribunal Oral en lo Penal Económico (TOPE). Lo habían capturado en Belice, donde había intentado esconderse.